El mariscal de campo de los Texans de Houston,Deshaun Watson, se reportó en los entrenamientos de su equipo en la mañana de hoy domingo 25 de julio, a pesar de las acusaciones sexuales en contra de su entidad.

Watson ha sido uno de los jugadorescon la temporada muerta más intensa. El mismo indicó el 28 de enero del presente año que desea salir de la organización, ya que éstos no consideraron sus propuestas de candidatos de dirigentes para el equipo. Luego de la contratación de David Culley, quien era el coach de los receptores en el equipo de losRavens, el mariscal de campo continuó firme con su decisión.

Sin embargo, luego de los rumores de los diferentes equipos queriendo conseguir a la estrella, incluyendo a los Broncos, las Panteras, y los 49ers, el mismo comenzó a recibir, de manera continua, acusaciones de diferentes mujeres que decían que el mismo les agredió sexualmente. En algunas semanas, el número de demandas llegó a 22, por lo que los rumores de cambio fueron silenciados.

Luego de varios meses, Watson se reportó hoy en el campamento de entrenamiento, pero, según el reportero Ian Rapoport, el mismo continúa con su deseo de ser cambiado hacia otro equipo. El mismo está obligado a participar en éstos, por el contrato que tiene con el equipo, ya que, por cada día que éste faltase, el equipo le cobraría US$50000 dólares.

La policía de Houston aún continúa investigando acerca de este caso, y según reportes, si no llegan a una conclusión antes del inicio de la temporada, la liga lo colocará en laLista de Exentos del Comisionado, en la que no podrá participar en los juegos, ni en las actividades del equipo, pero seguirá siendo pagado lo que le corresponde, por su equipo.