A todas las preocupaciones por el estado de salud de los atletas y los protocolos a cumplir, las autoridades de los Juegos Olímpicos no paran de tener disgustos. Ahora se suma la desaparición de un deportista en pleno Japón.

Se trata del pesista de Uganda Julius Ssekitoleko,de 20 añosUn funcionario de la ciudad de Osaka, donde se aloja junto al resto del equipo y su entrenador, se dio cuenta de que el joven estaba desaparecido cuando fue a su cuarto del hotel a realizarle el test de Covid 19, ya que no lo había presentado, pero no se encontraba. Sus compañeros de delegación aseguran que Julius se encontraba en el hotel la noche anterior.

"A las 12:20 llamamos a la Policía y los funcionarios disponibles han ido a buscarlo, pero sigue desaparecido", detalló por teléfono el encargado de asuntos de olímpicos del ayuntamiento de Osaka.

El problema es que Julius Ssekitoleko era uno de nueve atletas del equipo olímpico de Uganda que fue puesto en cuarentena tras detectarse dos positivos de coronavirus a su llegada a Japón a mediados de junio. De esta forma, las autoridades japonesas han activado la alarma, no solo para encontrar el paradero del deportista, sino para respetar su aislamiento debido a su cuarentena obligatoria.

La estricta normativa impuesta por la organización de los JJOO de Tokio 2020 impide a los deportistas abandonar su habitaciones salvo para comer e ir a entrenar. De esta forma, Julius Ssekitoleko tendrá que dar explicaciones al motivo de su ausencia del hotel al momento de los controles