Roger Goodell, comisionado de la NFL, anunció la suspensión del receptor de los Atlanta Falcons, Calvin Ridley, hasta el inicio de la temporada 2023. Un año de castigo para el estadounidense por apostar en partidos durante la campaña del 2021. El receptor fue elegido en el Draft del 2018 por los Falcons.

El comisionado le escribió una carta a Ridley para notificarle sobre su suspensión por el resto de la temporada 2022:

"No hay nada más elemental para el éxito de la NFL, y para la reputación de todos los asociados con nuestra liga, que mantener la integridad del juego. Es la responsabilidad de cada jugador, entrenador, dueño, árbitro y cualquier persona empleada en la liga. Tus acciones ponen en riesgo la integridad del juego, amenazaron con dañar la confianza del público en el fútbol americano profesional y potencialmente afectaron la reputación de sus compañeros de juego en toda la NFL. Durante décadas apostar en los juegos de la NFL se ha considerado una de las violaciones más significativas de la política de la liga que conlleva la mayor de las sanciones. En tu caso, reconozco y elogio por presentarte a la entrevista y admitir tus acciones".

Asimismo, en el comunicado, la NFL no encontró evidencia que demostrara si se usó información privilegiada que se comprometiera en los juegos. Por su parte, el receptor se expresó mediante su cuenta de Twitter  con algunos mensajes sobre la sentencia, "Aposté 1.5004 en total, no tengo problemas con el juego de apuestas" - "Sé que me equivoqué pero me van a dar 1 año jajaja".