El estadounidense Caeleb Dressel dio un nuevo paso para conseguir las seis medallas de oro a las que aspira en los Juegos Olímpicos de Tokio, luego de colgarse este jueves su segunda presea dorada al imponerse en la final de los 100 metros estilo libre con un tiempo de 47.02 segundos, nuevo récord olímpico.

Dressel, que está llamado a ser el sucesor de Michael Phelps, se sacó la presión de obtener medallas en carreras individuales, ya que hasta ahora, había sumado oros solamente en relevos de 4x100. Su colección de doradas se inició en Rio 2016 y, ahora en Tokio, había repetido en la misma modalidad. Ahora, pudo darse el gusto de ganar su primera final en individuales.

”Significa mucho. Sabía que tenía sobre las espaldas este peso de haber ganado medallas (de oro olímpicas) en relevos, pero nunca en individual, así que es muy especial”, confesó Dressel al salir del agua

El estadounidense ganó la prueba reina de la natación tras imponerse al defensor del título, el australiano Kyle Chalmers (plata), y al ruso Kliment Kolesnikov (bronce). Fue un duelo con dos estrategias radicalmente opuestas, ya que si el objetivo de Dressel era adquirir en los primeros 50 metros la mayor ventaja y resistir hasta el final, la de Chalmers era no perder mucho en el primer largo para aprovechar su explosivo final.

El calendario de Dressel continuará con la búsqueda de los otros cuatro en estos Juegos: 50 metros libre, 100 metros mariposa y los relevos 4x100 estilos masculino y mixto.