Si había alguna duda sobre las aspiraciones de los Buffalo Bills esta temporada, esas dudas se han esfumado. Los Bills vencieron enfáticamente a los campeones defensores del Super Bowl,los LA Rams, 31-10 en su estadio en la apertura de la temporada regular.

Sin embargo, no fue la ofensiva de losBills la que hizo la declaración más importante. Claro, estuvieron bien, ganaron 413 yardas y sumaron 31 puntos. Sin embargo, fue la defensa la que llamó la atención.Limitaron a los Rams a 243 yardas totales y 3.7 yardas por jugada. 

Toda la línea defensiva de los Bills se vió feroz desde el principio. Las nuevas incorporaciones DaQuon Jones y Jordan Phillips empujaron el bolsillo desde el medio, y Greg Rousseau y Ed Oliver continuaron su crecimiento como jugadores de impacto en la línea.

En total, losBills capturaron a Stafford siete veces, y golpearon 15 veces al mariscal de campo, también desviaron cuatro pases en la línea de golpeo.

Los Rams intentaron cambiar de marcha y correr el balón también, pero eso tampoco funcionó.Los Bills sabían que la defensa contra la carrera había sido una debilidad para ellos, por lo que salieron esta temporada baja y firmaron a los tacleados defensivos Jones, Tim Settle y Phillips.

Buffalo dominó a los Rams en la segunda mitad del juego. No solo superaron a Los Ángeles 21-0, sino que los superaron 234 a 137. Consiguieron cuatro capturas en la segunda mitad e interceptaron a Matthew Stafford dos veces más.

 

En verdad, los Angeles ni siquiera estuvieron cerca de amenazar. LosBills cubrieron la patada inicial que inició la mitad maravillosamente, dejando a los Rams dentro de su propia yarda 20. Luego forzaron a los Rams a un despeje de tres y fuera.

Las primeras cinco jugadas de la primera serie de los Bills fueron carreras, utilizando aDevin Singeltary y Josh Allen para mover la pelota por el campo y absorber el reloj antes de que Allen encontrara a McKenzie en una ruta inclinada de siete yardas para un touchdown.

A partir de ese momento, fue realmente un juego de un solo lado. La defensa de los Bills continuó dominando a los campeones defensores del Super Bowl. La selección de segunda ronda de 2020, AJ Epenesa, se metió en la cara de Matthew Stafford, forzando un tiro alto a Cooper Kupp que terminó en un pase desviado y una intercepción de Jordan Poyer. Luego, la selección de segunda ronda de 2021, Boogie Basham, envió un pase en la línea de golpeo y aseguró la intercepción él mismo.

Mientras tanto, la ofensiva de los Buffalo Bills siguió construyendo una ventaja insuperable.

Continuaron su cambio hacia un estilo de carrera más potente. Luego mantuvo mucho alfullback Reggie Gilliam en el campo y corrió detrás del tackle izquierdo Dion Dawkins y el nuevo guardia izquierdo Roger Saffold. Ganaron consistentes yardas y luego usaron el juego de pases rápidos para convertir en tercera oportunidad.

Luego, cuando los Rams se ajustaron, los Bills atacaron profundo. Josh Allen conecto con Gabe Davis para 47 yardas para preparar su propio touchdown por tierra y luego encontro a Stefon Diggs para un touchdown de 53 yardas que puso el juego 31-10.

.@STEFONDIGGS TOOK THE TOP OFF THE DEFENSE.#Kickoff2022 #BillsMafia

📺: #BUFvsLAR on NBC

Josh Allen finalizó con foja de 26-31 para 297 yardas y tres touchdowns (con dos intercepciones) mientras sumaba 56 yardas por tierra y otro touchdown. Stefon Diggs terminó con ocho recepciones para 122 yardas y un touchdown, mientras queGabe Davis tuvo 88 yardas y un touchdown en cuatro recepciones y Devin Singletary ganó 48 yardas en solo ocho acarreos.

Aunque los Bills perdieron la pelota cuatro veces, hicieran un saque de salida fuera del terreno y aun así fueron de visitantes y vencieron a los Campeones defensores cómodamente. Hay problemas que resolver, pero los Buffalo Bills parecían candidatos al título en su primer juego.