El gimnasta Rhys Mcclenaghan mostró la Villa Olímpica por dentro y se filmó dentro de la habitación.

Las peculiares camas anti sexo llamaron la atención mundial, como medida para desmotivar a los atletas a sostener relaciones sexuales. Las camas se han convertido en un atractivo en la Villa Olímpica donde ya se alojan  los atletas que competirán en los Juegos Olímpicos que arrancarán el próximo viernes 23 de julio).

Son las camas reciclables, que algunos las denominan como “anti sexo” porque podrían romperse en caso de hacer movimientos muy bruscos. Están hechas de cartón para luego ser reutilizadas,  fueron pensadas para evitar encuentros sexuales en medio de una pandemia que condicionará el desarrollo de la competencia.

Por este motivo, el gimnasta irlandés Rhys Mcclenaghan decidió probar la resistencia de las camas y ver si definitivamente podían soportar un encuentro sexual.

El joven empezó a grabar como si se tratara de un documental sobre la vida olímpica: “En el episodio de hoy llamado ‘Fake News en los Juegos’, las camas conocidas como ‘anti sexo’ están hechas de cartón, sí, pero...”. El joven de 21 años saltó con furia sobre el colchón, y esto fue lo que pasó: