El primer choque entre Floyd Mayweather y Conor McGregor fue llamado 'The Money Fight'. Y con razón.

El combate en Las Vegas entre el invicto boxeador y el dos veces campeón de Artes Marciales Mixtas dejó ganancias estimadas de 200 millones de dólares para el estadounidense y unos 130 millones al irlandés; si sumamos la bolsa y los ingresos extras por promoción y Pay per view.

También generó dividendos estratosféricos (se calcula que $1.000 millones) en publicidad, apuestas y el ya mencionado 'pago por ver'.

Fue, claramente, un negocio redondo de 'ganar-ganar'.

Y aunque muchos lo consideraron solo marketing, una pelea-espectáculo parecida más a una pantomima que a un enfrentamiento real,  aún hay una audiencia gigantesca interesada en pagar cada dólar que sea necesario para verla otra vez.

Así que... ¿por qué no repetirla?

Es precisamente por eso que -cinco años después de su primer combate- ya se mueven los hilos para montar un nuevo careo entre estos dos gigantes de los ensogados y la publicidad.

 

De hecho las negociaciones están adelantadas y según el diario The Sun, solo resta por afinar los detalles de  la revancha.

El exboxeador mexicano y ahora comentarista Marco Antonio Barrera informó que una de las diferencias que quedan por resolver es la duración del combate.  

McGregor busca que se pacte a 10 rounds, y no 12, como en 2017, cuando Mayweather venció por KO técnico en el décimo asalto a un exhausto McGregor.

El peso sería en las 155 libras y que la pelea cuente para el récord oficial de ambos contendientes, por lo cual Mayweather estaría exponiendo su invicto.

Otro asunto a superar es que probablemente la revancha deba contar con el visto bueno del mandamás de la Ultimate Fighting Championship (UFC) Dana White, con quien mantiene contrato McGregor.

Floyd tiene hoy 45 años, su última pelea fue precisamente contra McGregor en 2017 (aunque hizo una pelea de exhibición contra el youtuber Logan Paul el año pasado). Mantiene su récord inmaculado de 50 victorias y 0 derrotas.

Mientras 'The Notoriuos' tiene 34 años y no ha peleado desde julio del año pasado, cuando perdió en la UFC contra Dustin Poirier al fracturarse su pierna izquierda.

¿Por cuál de los dos apostaría usted?