La historia de Alejandra Aybar es una de las tantas que nos ofrece el deporte paralímpico como forma de superación y amor hacia uno mismo. La dominicana es ingeniera industrial y, para fortalecer sus huesos por la enfermedad que padece, descubrió la natación. Y ahora compite en unos Juegos.

Justamente esa participación finalizó hoy con un diploma olímpico, otorgado a los ocho mejores de cada competición. Aybar nadó en su última modalidad en la que se inscribió, los 100 metros mariposa en la categoría S8 y, en la final, llegó en octavo lugar con un tiempo de 1:44.12, superando su propia marca lograda en el Heat clasificatorio.

La medalla de oro la ganó la estadounidense Jessica Long con una marca de 1:09.87, la plateada la obtuvo la rusa Viktoria Ishchiulova (1:10.80), mientras que la de bronce se la quedó la colombiana Laura González (1:20.93). De esta forma, el país criollo obtiene el quinto diploma olímpico para un total de seis atletas.