Aaron Rodgers no asistió a la primera sesión del minicampamento obligatorio de Green Bay Packers, en una clara disputa entre el quarterback, tres veces nombrado como jugador más valioso de la NFL, y el equipo.

Los Green Bay Packers tienen la opción de multar a Rodgers con poco más de 93.000 dólares si falta a las tres sesiones de minicampamento de esta semana sin un justificante. Matt LaFleuer, entrenador de los Packers, decidió no opinar sobre lo ocurrio y si la ausencia de Rodgers estaba justificada.

Aaron Rodgers estuvo toda su carrera con los Packers, que lo seleccionaron en el pick 24 en el draft 2005, sin embargo, el quarterback no desea regresar al equipo, según precisiones de ESPN hace algunas horas antes del draft de este año.

“Me parece que a veces las personas olvidan lo que en verdad hace a una organización. La historia es importante, el legado de tantas personas que a uno lo han precedido. Pero la gente, es el aspecto más importante. La gente hace a una organización. La gente hace un negocio, y a veces eso se olvida. La cultura se construye ladrillo por ladrillo, los cimientos los construye la gente, no la organización, no el edificio, no la corporación. Eso lo construye la gente", aseguró Rodgers a fines de mayo.

“Sólo apoyo a mi compañero y que las cosas sigan su curso. Obviamente rezo porque regrese. Todos lo queremos de vuelta. Creo que todos en este edificio tienen el mismo parecer, pero yo sólo controlo lo que está a mi alcance. No tengo capacidad de controlar lo que está ocurriendo en esta situación”, opinó el wide receiver Davante Adams.