En la noche del domingo, Patrick Mahomes y Josh Allen nos regalaron una batalla para nunca olvidar en el Juego Divisional de la Conferencia Americana. Para cerrar el que, probablemente, fue el mejor fin de semana de postemporada en la historia de la NFL, ambos jugadores lideraron a sus equipos a hacer lo imposible para regalarle a los fanáticos 3 horas y media de pura tensión, suspenso y, sobretodo, entretenimiento.

Patrick Mahomes contra los Bills, 2022.

Se estaban enfrentando como el tercer y segundo sembrado de la Conferencia Americana, con la única misión de avanzar al Juego de Campeonato. Sin embargo, tras la victoria del equipo de Kansas City, ésta no fue la única conclusión sacada. Hubo más que solo colocarse a un juego del Super Bowl LVI; en el caso de ambos equipos, las dos tenían ya claro que sus mariscales de campo son material de franquicia, pero el mundo del fútbol americano observó, por primera vez, los dos jugadores que reemplazarán a Tom Brady y Peyton Manning en la próxima década.

 

TOUCHDOWN!!!

Los Chiefs van al AFC Championship

Brady y Manning marcaron un antes y un después en el fútbol americano. Ambos jugadores elevaron la definición de consistencia, antes expresada por jugadores como Joe Montana, John Elway y Dan Marino. A partir de éstos dos, se empezó a evaluar a los jugadores de su posición a partir de las características y destrezas que presentaban estos dos en el terreno de juego. Cuando se enfrentaban, todas las televisiones estaban encendidas observando estos partidos, ya que la competencia que había en el terreno de juego era increíblemente intensa y, era obligatorio observar los 60 minutos del juego, ya que en ningún momento se podía descartar a uno de los dos.

Tom Brady vs Peyton Manning en su último enfrentamiento, 2016.

Esto se vivió este domingo por la noche: Cuando el juego estaba perdido para los Bills, en un 4to down y 17 yardas por avanzar, éste, de alguna sorprendente manera, logró conectar conGabriel Davis(quien terminó la noche con 4 anotaciones) para el touchdown e irse arriba en el marcador. Luego, Mahomes, en menos de un minuto, movió las cadenas, y un pase a Tyreek Hill más su gran velocidad, volvió a colocar a los Jefes con la delantera. Cuando se pensaba que todo estaba terminado, los Bills movieron las cadenas rápidamente, y faltando 17 segundos, Allen volvió a volarle la cabeza a todos los fanáticos del deporte con un increíble pase, nuevamente, a Gabriel Davis, para volver a tomar la delantera en el marcador. Y (porque esto no acaba aquí), en cuestión de 13 segundos, Mahomes pudo, rápidamente, conectar con Hill y Travis Kelce, para que el pateador, Harrison Butler empatara el partido mientras el reloj expiraba y forzará el tiempo extra. Luego, en la primera serie ofensiva, Kelce anotó un increíble pase de anotación y, de esta manera, acabó este partido de película.

 

Cuarto touchdown de Gabriel Davis

Si esto no fue INCREÍBLE, desconozco el verdadero significado de esta palabra. También hay que destacar que, hoy en día, la liga ha cambiado bastante y es más común ver partidos de muchos puntos en el marcador que antes. Hay otras cualidades que, comúnmente, se les exige a los quaterbacks de hoy en día, como, desenvolvimiento dentro y fuera de la bolsa de protección, un buen brazo y, sobretodo, movilidad. Sin embargo, encontrar un mariscal que domine cada una de éstas áreas, más las demás no mencionadas, es complicado.

Por esta razón es que entre todo el talento de hoy en día, éstos dos jugadores logran destacar.

Además, entre otras cualidades hay que destacar que son dos jugadores que encajan muy bien en la mayoría delos sistemas ofensivos de los equipos de la liga, es decir, son fáciles de dirigir, desde el punto de vista de los entrenadores. También podemos destacar que éstos hacen jugadas de 40, 50 y 60 yardas y las hacen ver como si solo consiguieron 20 o 25. Esto y más nos han enseñado Mahomes y Allen desde el 2018. Finalmente, si hay que indicar a los dos candidatos favoritos para romper el récord de touchdowns en una temporada (el cual pertenece a Manning) son estos dos aquí; ambos son máquinas absolutas de anotaciones (en el caso de Mahomes, éste se convirtió en el tercer jugador en la historia, uniéndose a Brady y  Manning, respectivamente, en llegar a 50 pases de touchdown en una temporada, al hacerlo en su rimera temporada como titular, en el 2018).

 

Claramente, ambos equipos nos dejaron claro que “ahora es que falta mambo” y se enfrentarán una gran cantidad de veces en los próximos años. El dominio de los mismos por un largo periodo de tiempo también promete mucho porque estamos hablando de dos equipos muy jóvenes. Ahora vemos que Kansas City siguen siendo el rey absoluto de enero y, POR AHORA, los Bills deben respetar ese espacio.

En cuanto a los dos jugadores estrellas, sin importar las circunstancias en las que se encuentren sus equipos, éstos nos asegurarán un verdadero espectáculo enfrentamiento tras enfrentamiento… las proyecciones indican que esto será el próximo Tom Brady vs Peyton Manning, pero con más pizcas de emoción agregadas en la receta.