La NBA investigará a los 76ers de Filadelfia a consecuencia de una supuesta negociación indebida sobre los jugadores James Harden, P.J. Tucker y Danuel House según le mencionó una fuente a la cadena AP.

Harden firmó un contrato de poco más de 68 millones de dólares, de los que 33 millones corresponden a la campaña entrante y 35 millones con opción a la temporada 2023-2024 en la que el basketero norteamericano ganará mucho menos dinero para buscarle una solución al tema deportivo y así hacer al quinteto del amor fraternal más poderoso.

La cadena norteamericana ESPN informó el viernes 29 de julio que hay interrogantes alrededor de Harden y el club respecto de un "acuerdo de buena fe para un futuro contrato".

✅33,7PPG

✅7,9APG

✅6,2RPG

✅1,9SPG

✅44,5%FG

✅36,3%3P

✅3 títulos de anotación

✅60 partidos de 40+PTS

✅18 partidos de 50+PTS

"Obtener menos dinero este año para que se contrate a los jugadores que se necesite para ayudarnos a ser contrincantes y ser el último equipo que quede en pie era muy muy importante para mí", declaró Harden a sabiendas de que podría generar un mal rollo dentro del mejor baloncesto del mundo.

Harden en la temporada pasada promedió 21 puntos de los cuáles engranó un poco menos de 11 asistencia por cotejo y 7.1 rebotes en total.

"Quería mostrar a la organización, a los fanáticos de los Sixers y a todos los demás quién apoya lo que intentamos conseguir, lo que intento lograr a nivel individual, que esto es lo que soy", agregó en unas declaraciones que le hizo a la mencionada agencia.

Por su parte, Tucker, firmó un contrato de 30 millones de billetes verdes por tres campañas y House uno de 8,4 millones por dos temporadas.

Los Sixers lograron contratar a Tucker con una excepción de medio nivel del tope mínimo salarial y a House con una excepción bianual porque Harden renunció a su opción.

Si Harden hubiera decidido quedarse con la opción antes de la fecha límite que tenía del 30 de junio, Filadelfia habría tenido mayores dificultades para encontrar alternativas financieras a fin de atraer a agentes libres y es por ello que la NBA habría encendido las alarmas para tratar de encontrar algo raro que exista dentro del baloncesto.

La NBA endureció en 2019 las sanciones a los clubes implicados en negociaciones inapropiadas, debido a lo que despojó a los Bulls de Chicago de una selección en el draft por sus contactos con Lonzo Ball e hizo lo propio con el Heat de Miami por hacer tratos con Kyle Lowry durante el verano de 2021.