Hoy por hoy Jacob deGrom  es el mejor lanzador de las Grandes Ligas. Es más la distancia entre quiénes le secundan que entre estos y el resto.  Un artista del montículo, que siempre se encuentra trabajando para  ser cada vez mejor lanzador. No es por accidente que sea el mejor del mundo. Tal cual, en un pasado algo reciente tuvimos a alguien en ese lugar: Pedro "El Grande" (y no precisamente por su tamaño, por su grandeza en el juego) El ex as de los Medias Rojas dominicano, Pedro Martínez. La leyenda y Salón de la Fama.

 

¿Pero cuáles otras cosas guardan en común estos lanzadores ya mencionados?

Rob Friedman, también conocido como Pitching Ninja, publicó en su Twitter este video comparativo de sus mecánicas y anécdota de Jacob sobre el criollo:

deGrom dijo que recibió consejos de Martínez en 2019 durante el Juego de Estrellas.  Esa temporada ganaría su segundo premio Cy Young después de una segunda mitad que lo vio con marca de 7-1 con efectividad de 1.44, WHIP de 0.93 y 117 ponches en 94 entradas lanzadas. La cuál concluyó con 217 entradas, 1.70 de efectividad, líder en HR9 con apenas 0.4 y una ERA+ 217. Fue líder también en ponches con 255.

 

El lanzamiento de Pedro y el lanzamiento de deGrom se ven idénticos. deGrom ha ajustado constantemente buscando hacer que el lanzamiento de 100 millas sea sin esfuerzo (por ahora)

Desde su debut en las Grandes Ligas, deGrom ha visto un aumento en la velocidad en todos los ámbitos. En 2015, su bola rápida promedió 95.6 millas por hora. En 2021, su bola rápida promedió 99,2 millas por hora.

 

Otra cosa en común, es que ambos lanzaron para los Mets. Martínez lanzó para los Mets durante cuatro temporadas a mediados y finales de la década de 2000. Entró en el equipo All-Star en 2005 y 2006.

 

Para muchos de los principales analistas de béisbol y de pitcheo, la temporada del 2000 del derecho dominicano Pedro Martínez califica como la mejor actuación de pitcheo para una temporada en toda la historia.

Ese fue el año en que Martínez ganó su tercer premio Cy Young y una campaña con los Medias Rojas de Boston en la que simplemente abusó de los bateadores contrarios.

Y entonces, ahora nos topamos con el deGrom del 2021 y con los Mets. deGrom estaba rumbo a su tercer premio Cy Young y la lesión que lo sacó de contienda no evitó que quedara en el top nueve al premio.  Misma que nos arrebató la consagración de este 2021 como la mejor campaña completa para un lanzador en la historia.

La recta poderosa de 102 mph, el slider que sobrepasa las 92 mph, y lo aplastante que luce en el montículo, son cosas que esperamos disfrutar nueva vez y sin contratiempos la próxima temporada 2022, aunque es algo de los que algunos desconfían tras afectarse su salud este año ya que en múltiples ocasiones  Jacob deGrom tuvo que salir del montículo con molestias físicas, tanto en el costado como en el hombro y hasta en un turno al bate se resintió.

Ahora de 33 años, deGrom tiene sus ojos puestos en igualar los tres premios Cy Young de Pedro y unirse al círculo íntimo de miembros del Salón de la Fama. Según él mismo deGrom, estará listo para la acción de los entrenamientos de primavera.

Con el nuevo compañero de batería Max Scherzer a su lado, otro lanzador élite y Cy Young, por primera vez en su carrera tendrá que demostrar que es el mejor lanzador de los Mets de Nueva York. 

Esta campaña pasó, estuvo magistral ponchando 14.3 rivales por cada nueve entradas y su efectividad ajustada fue de locura, con un astronómico 373 pero sólo 92 entradas lanzadas.

La oposición apenas le bateó este 2021 .129 y el porcentaje de embasarse de sus rivales fue de .160, mientras que el slugging apenas llegó a .242.

En el 2000 Pedro tuvo una efectividad de 1.74, con 284 ponches en 217.0 entradas lanzadas, abanicó 11.8 hombres por cada nueve entradas y tuvo una efectividad ajustada (ERA+) de 291, la más alta para una campaña completa en toda la historia (Trevor Bauer tuvo ERA+ de 292 en el recortado 2020).

La oposición no hacía nada contra Pedro, a quien le batearon .167, con un porcentaje de embasarse de .213 y un slugging pírrico de .259.

Lo de Pedro, sin lugar a dudas, es legendario, y deGrom tiene todo el arsenal para ese nivel, lástima que se quedó a menos de la mitad de las entradas lanzó el de Manoguayabo.

Si deGrom se mantiene sano y como se proyecta, completa 20 salidas en la temporada, establecerá récords históricos de todo tipo.