El pelotero dominicano de los Mellizos de Minnesota Gary Sánchez y el venezolano de los Yankees de Nueva York, Gleyber Torres se volvieron a ver las caras este miércoles 8 de junio previo al desafío de los gemelos contra los Bombarderos del Bronx.

El hecho ocurrió en las prácticas de bateo del equipo de la ciudad gemela contra los Mulos de Manhattan en la que se vieron la cara dos de los jugadores más cuestionados por la dura afición neoyorquina.

Sánchez debutó en el mejor béisbol del mundo en la temporada de 2015 con los de la gran manzana hasta ser cambiando a los de Mellizos antes del inicio de la zafra regular de 2022 junto al colombiano Giovanny Urshela  por otros peloteros del club del centro de la Liga Americana.

 

Por su parte, Torres, ha tenido un segundo aire en este año con Nueva York ha cogido la batuta en la segunda base, su posición natural y ha demostrado con su madero que puede estar haciendo el trabajo tranquilamente en los Yankees.

Actualmente el pelotero caraqueño batea para un bajo promedio de .247 con 10 cuadrangulares y 26 rayitas remolcadas a la caja registradora siendo uno de los bateadores que ha hecho el trabajo y ha mantenido a los Yankees en la cima de todo el béisbol de las Grandes Ligas de Béisbol.

La salida de Gary Sánchez desde los Yankees de Nueva York fue dada porque los de la ciudad que nunca duermen quieren levantar la línea central. Desde el cátcher, campocorto y jardinero central es por ello, que Torres fue movido a ser camarero para evitar ser transferido a otra de las 29 franquicias del a MLB.

La dupla de pelotero a lo largo de sus carreras en el Big Show ha estado decantada para el jugador de Caracas. Este lidera con un average de .266 sobre los .229 del dominicano.

En cuadrangulares y carreras remolcadas el quisqueyano sí supera al de Venezuela, pero este tiene más tiempo de servicio que el pelotero que pertenece a los Leones del Caracas en la Liga de Béisbol Profesional de Venezuela.

Además de Gleyber Torres y Gary Sánchez, también estuvo Néstor Cortés como acompañante de este dúo de jugadores.

El cubano es actualmente uno de los mejores brazos de toda la pelota.