Con lágrimas en los ojos y llena de emoción, Serena Williams le agradeció todo a su hermana. La reina del tenis, considerada por muchos una de las tres mejores de todos los tiempos, se retiró de la especialidad no sin antes decir palabras hermosas sobre su hermana Venus.

Y es que todo esto tiene una razón de ser,  ambas crecieron juntas jugando al tenis. Serena le lleva dos años de diferencia a su hermanita, pero nunca se separaron cuando iban a la cancha. Ambas jugaban dobles tanto en amateur como en profesional.  Y muchos sinsabores pasaron en aquellas canchas Crompton.

"I wouldn't be Serena if there wasn't Venus."

Y si no me creen, pues miren el palmarés.  Ambas ganaron 14 títulos de dobles en los torneos de Grand Slam.

“No sería Serena si no existiera Venus, ¡así que gracias, Venus! Ella es la única razón si Serena Williams alguna vez existió”.

Pero es que además,  ambas han sido la pareja de hermanas más grande que ha visto el deporte de las raquetas. Entre las dos suman 30 títulos de Grand Slam. Ah, y por su fuera poco, como equipo  ganaron tres medallas de oro olímpicas. ¿Qué no hicieron las Williams en una cancha de tenis?

También les tocó jugar en 31 ocasiones una frente a la otra en los torneos.  En 19 ocasiones la hermanita menor ganó el duelo.

Se cierra un capítulo glorioso en el tenis.  Las Williams hicieron historia, ofrecieron duelos de ensueño y siempre estuvieron allí para apoyarse mutuamente.

¡Gracias, Serena! ¡Gracias, Venus!