Este sábado se disputó la final del tercer WTA 1000 de la temporada, en la cual se consagró la polaca de apenas 20 años, Iga Swiatek en 1h: 19 por (4/6- 0/6) contra la japonesa Naomi Osaka.

La polaca con esta victoria se posiciona en el primer lugar del ranking mundial. Del mismo modo, se convirtió en la cuarta tenista en conseguir el “Sunshine Double” por ganar consecutivamente el Indian Wells y el Open de Miami. Además, logró los dos títulos de WTA 1000 en DOHA y BNP Paribas Open, la primera en la historia en lograr los tres primeros WTA 1000 del año.

Mientras, Osaka que desde el inicio del torneo no figuraba como favorita, por su racha negativa, volvía a una final luego de 406 días, la última disputada fue a principios del año pasado en Australia. Sin embargo, estar fuera de los reflectores le dio confianza a la asiática en el torneo y era una amenaza latente para la final.

La nipona se enredó en el juego y acumuló muchos errores no forzados, un total de 29. Mientras, Swiatek la mejor tenista del 2022 tomó confianza en cada jugada y no cedió ni un set.