La máxima campeona de Grand Slam, Serena Williams fue derrotada por Belinda Bencic 6-2 y 6-4 en la segunda ronda del Abierto de Canadá en Toronto y quedó fuera del torneo que sirve como preparación para el US Open, justo en su primer partido desde que escribió un artículo en Vogue explicando que "la cuenta atrás ha comenzado" y que "evolucionará lejos del tenis".

"Como decía en el artículo, se me dan fatal las despedidas. Pero adiós, Toronto", dijo la norteamericana en una entrevista desde la pista, que bien pudo marcar la última vez de Williams allí tras salir campeona en par de ocasiones. “Obviamente hay muchas emociones, me hubiera gustado jugar mejor, pero Belinda jugó muy bien hoy”, agregó la tenista de 40 años de edad, que apenas pudo jugar su tercer partido en suelo canadiense en los últimos 12 meses al lidiar con una lesión en la pierna que la dejó fuera del circuito durante la mitad de 2021 y principios del presente año.

La norteamericana, que ha acumulado 73 títulos individuales en su carrera, 23 títulos de dobles y dos títulos de dobles mixtos, incluyendo 39 títulos de Grand Slam: 23 títulos individuales, 14 títulos de dobles y dos títulos de dobles mixtos, aún no ha dicho exactamente cuándo será su último torneo, pero dejó entrever que podría ser el próximo Abierto de los Estados Unidos que inicia este 29 de agosto en Nueva York.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Los seguidores abarrotaron el estadio, con capacidad para 12.500 espectadores, para ver la despedida de Serena Williams en Canadá, y los organizadores del torneo habilitaron por primera vez una zona de visionado al aire libre con capacidad para otras 5.000 personas.

En el interior del estadio, el público mostró pancartas que decían "Gracias Serena", "23, te echaremos de menos" o simplemente "Reina".

Una presentación de despedida terminó con Williams aceptando un regalo de los Toronto Maple Leafs de la NHL y los Toronto Raptors de la NBA.

Se tiene previsto que Serena juegue ahora en el Western and Southern Open de Cincinnati, para luego quedar con el US Open, su posible último salto a la cancha, en el horizonte.