Jake Paul, una de las mayores estrellas del internet, tiene un gran interés en la pelea en el Madison Square Garden, que se transmitirá en vivo y en directo a nivel mundial y en exclusiva por DAZN.

Serrano es la única peleadora firmada por la empresa Most Valuable Promotions (MVP) de Paul y si conquista el título indiscutido ligero este fin de semana, no habrá duda de que será uno de los activos más valiosos del boxeo.

El primer encuentro entre ambos se produjo por casualidad, Paul se enfrentaba al también YouTuber AnEsonGib en su primera pelea profesional y compartía cartel con Serrano, que encaró a  Simone Aparecida da Silva el 30 de enero de 2020. Una victoria por nocaut en el tercer asalto de Serrano dejó huella en Paul.

A medida que Paul seguía progresando en su carrera dentro del ring, generaba la atención en torno a sus eventos que la mayoría de los boxeadores anhelaban y, antes de su primera pelea con Tyron Woodley en agosto pasado, expresó su deseo de tener una peleadora prominente dentro de sus carteleras.

Paul consiguió su deseo. Serrano defendió con éxito sus títulos del peso pluma de la WBO y el WBC contra Yamileth Mercardo y recibió una calurosa acogida del público de Cleveland. Ya era evidente el efecto que Paul podía tener en el perfil de una peleadora.

El youtuber y la cofundadora de MVP, Nakisa Bidarian, debatieron sobre el fichaje de Serrano en su brazo promocional. La puertorriqueña era agente libre después de que su relación con Lou DiBella llegara a su fin.

Como era de esperar, hubo algunas dudas a la hora de firmar con una nueva promoción de boxeo, sin embargo, Serrano vio esto como una oportunidad para alterar el status quo del boxeo.

Tras su fichaje, Paul diseccionó los perfiles de Serrano en las redes sociales y empezó a hacer sugerencias sobre lo que debía publicar para aumentar su popularidad.

En una entrevista, Paul explicó cómo mejoró el rendimiento de Serrano en las redes sociales.

"Hice una inmersión profunda en su marca y le di una visión general de las cosas que debería cambiar y trabajar, e ideas, y le programamos una sesión de fotos", dijo Paul.

"No tenía fotos profesionales de ella. Así que programamos una sesión de fotos".

"Hemos estado ocupados, pero creo que no hemos contratado a un gestor de redes sociales, porque creo que soy yo, y me acabo de dar cuenta".

Los efectos eran evidentes. Cada vez más aficionados querían fotos, autógrafos y la oportunidad de hablar con la multicampeona mundial.

Ahora Serrano y Paul están a la caza de la pieza que falta en el puzzle, un título indiscutido.

El combate entre Taylor y Serrano en el MSG es un acontecimiento histórico por un sinfín de razones, y el hecho de que Paul forme parte de la promoción significa que no sólo será vista por los fanáticos del boxeo, sino una nueva audiencia de más de 18 millones de seguidores en las redes sociales que quizá no hayan visto antes un combate de boxeo femenino.

Lo ames o lo odies, Paul ha aportado una nueva energía juvenil al deporte del boxeo, y ahora busca llevar el boxeo femenino a la corriente deportiva el 30 de abril en directo por DAZN.