Cuando este viernes suene el disparo de largada en la final femenina de los 100 metros con vallas de la Liga de Diamante, Puerto Rico contendrá la respiración.

Su campeona olímpica, Jasmine Camacho-Quinn, se enfrentará a la nigeriana Tobi Amusan en un nuevo desafío, con sabor a revancha, entre las más grandes figuras de la prueba.

Tobi Amusan 🤜🏼⚡️🤛🏼 Jasmine Camacho-Quinn

World record holder vs. Olympic champion

Y es que la africana viene de batir a la representante de Puerto Rico en el Campeonato Mundial de Atletismo de Oregón, EE UU, en junio.

En esa carrera Camacho-Quinn arribó tercera, parando los cronómetros a los 12.23 segundos y obteniendo la medalla de bronce.

Fue esa la primera presea en un Mundial para la nacida en Carolina del Sur, EE UU, y que defiende con total entrega la bandera puertorriqueña.

Amusan, por su parte, ganó el oro con un tiempo de 12.06 segundos con viento a favor. En las semifinales había impuesto un nuevo récord mundial de 12.12 segundos.

Así que la final de este viernes en Zúrich será la oportunidad perfecta para que la imponente atleta boricua cobre venganza de la africana, con quien sostiene un largo historial de enfrentamientos sobre las pistas.

"No podría estar más feliz en este momento", publicó Jasmine Camacho-Quinn en sus redes sociales horas antes de su duelo definitivo contra su adversaria africana.

 

"Disfrutando el momento y haciendo todo lo posible para mantenerme concentrada mientras estoy fuera de casa durante tanto tiempo. Sin presión, solo divirtiéndome", agregó en su post.

Desde que ganó el bronce en el Campeonato Mundial de Oregón, Jasmine Camacho-Quinn ha estado invicta. Ganó las competencias en Estocolmo, Silesia, Lausana y Bruselas.

 

El dúo Camacho-Quinn-Amusan se enfrentará nuevamente en Zúrich junto con la medallista olímpica de plata Kendra Harrison (EE UU), la medallista de plata en el Mundial Britany Anderson (Jamaica), la medallista de plata mundial bajo techo Devynne Charlton (Bahamas) y la campeona mundial de 2019 Nia Ali (EE UU).

Quien gane la prueba este jueves en Zurich recibirá, además del trofeo de Diamante, un premio en metálico de 30 mil dólares y el cupo asegurado para el Campeonato Mundial de Atletismo Budapest en 2023.