La número uno del tenis mundial, la australiana Ashley Barty, ha anunciado este miércoles su retirada por agotamiento físico y mental. Con solo 25 años de edad, Barty se despide del tenis tras ganar 15 títulos, el último de ellos hace solo dos meses en el Abierto de Australia.

"Hoy es un día difícil y lleno de emociones porque anuncio que me retiro del tenis", ha dicho Barty en un mensaje en su cuenta de Instagram, en el que ha agradecido el apoyo a lo largo de su carrera deportiva y ha destacado las sensaciones de "orgullo y plenitud" que le deja el tenis.

 

"Ya no tengo el impulso físico, las ganas emocionales ni todo lo que se necesita para desafiarte a ti mismo en lo más alto del nivel. Estoy agotada", ha precisado Barty. "Nunca dejaré de amar el tenis, ha sido una parte enorme de mi vida, pero creo que es importante que pueda disfrutar la próxima parte de mi vida como Ash Barty como persona, no como Ash Barty como atleta", ha añadido.

En 2014 se retiró durante dos años

No es la primera vez que abandona el deporte. La tenista, que ha pasado un total de 121 semanas como número uno del mundo, ya se retiró por primera vez a finales de 2014 para dedicarse profesionalmente al críquet, cuando era una adolescente de 17 años. Sin embargo, regresó en 2016 y ascendió rápidamente en la clasificación.

He hecho esto antes, pero con un sentimiento diferente

"Sé que he hecho esto antes, pero con un sentimiento diferente", ha dicho al respecto en el video de Instagram. "Estoy muy agradecida por el tenis, me ha dado todos mis sueños y más, pero sé que ahora es el momento de alejarme y perseguir otros sueños y dejar las raquetas", ha precisado.

El último partido que Barty disputó como profesional fue la final del último Abierto de Australia, en la que se impuso en dos sets a la estadounidense Danielle Collins y se convirtió en la primera tenista local en ganar el torneo en 44 años. Era el tercer título del Grand Slam de la actual número uno mundial en la clasificación de la WTA, después de haber alzado también el trofeo de Roland Garros en 2019 y el de Wimbledon en 2021.

Las reacciones del mundo del tenis no han tardado en aparecer en las redes sociales. El exnúmero uno mundial masculino, Andy Murray, ha manifestado estar "destrozado por el tenis", aunque feliz por la jugadora. Por su parte, la también tenista Petra Kitova ha deseado "lo mejor" a la australiana, a quien ha dicho admirar "como jugadora y como persona".

La dos veces campeona de Grand Slam, Simona Halep, ha expresado también su afecto por Barty. "Eras diferente y especial y compartimos algunos momentos increíbles. ¿Qué será lo siguiente para ti? ¿Campeona de Grand Slam en golf?", ha bromeado.

"Qué leyenda. Inspiración increíble dentro y fuera de la cancha. Uno de los mejores seres humanos que he conocido", ha añadido la americana Shelby Rogers.