Si hay un acierto pleno de Liberty Media, empresa que compró a la Fórmula 1, para aumentar su público y sacar a la categoría reina del automovilismo del pozo de rating y popularidad en el que se había metido, ese fue Drive To Survive. El documental producido por Netflix y que muestra el detrás de escena de cada temporada desde 2019, ha aumentado exponencialmente el público que se ha vuelto fanático de las carreras.

Con diez episodios emitidos cada marzo mostrando entrevistas y contenido exclusivo de la temporada anterior, Drive To Survive se volvió un aperitivo indispensable para encarar la previa de cada Campeonato. Pero tuvo una baja dolorosa en los últimos años: Max Verstappen.

Disgustado por el tono dramático y exagerado del guion, el neerlandés prefirió no estar presente en las últimas dos temporadas más que con los audios de radios e imágenes de archivo que son propiedad de la F1. Fue un golpe doloroso para la productora porque justo coincidió con su ascenso hasta el título mundial que logró el 2021. Pero el piloto de Red Bull está dispuesto a regresar, aunque bajo ciertas condiciones.

"Todo lo que pido es que sea más realista, que no agreguen dramatismo que no es real. Por supuesto que no puedo controlar lo que hacen con los otros pilotos. Entiendo que quieran que yo esté en el documental, pero va a tener que ser más a mi manera", expresó a la prensa.

La serie que lleva ya cuatro temporadas, fue confirmada para una quinta y sexta entrega y desde Netflix quieren contar con Verstappen si o si, dado que en este campeonato puede consagrarse como bicampeón del mundo tras haber liderado con comodidad la primera mitad del año.

La Fórmula 1 volverá a la acción el próximo fin de semana cuando se lleve a cabo en Spa-Fracorchamps el Gran Premio de Bélgica que, según fuertes rumores, no será parte del calendario a partir de 2023 por lo que, de esa forma, se produce una nueva baja de un histórico circuito en el calendario