La Fórmula 1 recibe el regreso de una de las carreras más tradicionales del cronograma anual. Después de más de tres décadas de ausencia, el Gran Premio de los Países Bajos en el famoso circuito de Zandvoort albergará a la máxima categoría del automovilismo. Y el ambiente no puede ser mejor.

Después del fiasco del Gran Premio de Bélgica donde la lluvia y las polémicas decisiones de la FIA hicieron que apenas se corrieran dos vueltas detrás del safety car, los fanáticos estarán con sed de emociones y velocidad en las tribunas del circuito.

Además, la rivalidad entre Verstappen y Hamilton, sobre todo después del incidente entre ellos en Silverstone, hizo que los fanáticos del piloto de Red Bull preparen un recibimiento especial al británico de Mercedes con abucheos constantes incluídos.

Ante esto, el ganador en Bélgica tras quedarse con la pole, fue consultado en la rueda de prensa al respecto pero no se mostró muy preocupado por el tema: "Sabes que cuando vas a un partido de fútbol y estás en casa, el rival será abucheado en algún momento. No depende del club local el ir a los altavoces y decir, 'chicos, no pueden abuchear', porque naturalmente sucederá. Son muy apasionados y apoyarán a su equipo local", danto a entender que será inevitable frenar a los fans.

Además, expresó que no quiere preocuparse por el comportamiento de los espectadores, ya que eso lo distraería en su misión de volver a subirse a lo más alto del campeonato de pilotos: "Tengo que concentrarme en lo que estoy haciendo en la pista. Estoy seguro de que la mayoría de ellos están aquí sólo para ver gran fin de semana de carreras. Sería malo si su actitud me motivara, pero no es el caso".

Luego de que se otorgaran la mitad de los puntos correspondientes en Spa-Francorchamps, Hamilton lidera el campeonato con 202.5 puntos, tres más que Verstappen que acumula 199.5. Tercero, más lejos, se encuentra el británico de McLaren Lando Norris con 113.