Mercedes no solo es uno de los principales equipos de la Fórmula 1, sino que además es uno de los que más vínculos tiene con la presencia femenina en la categoría. Sin ir más lejos, su piloto estrella Lewis Hamilton, es uno de los primeros en promover que las mujeres tengan la oportunidad de participar en el Campeonato.

Además, la esposa del director del equipo Toto Wolff, Susie, fue una de las últimas mujeres en haber estado en el paddock, cuando fue piloto de pruebas y de reserva de la escudería Williams entre 2012 y 2015 siendo la primera mujer en participar de entrenamientos oficiales desde 1992 cuando Giovanna Amati participó de tres carreras aunque no logró clasificarse a ninguna.

Ahora, Mercedes quiere seguir por esa senda de la igualdad y confía en una niña de doce años para que se convierta en la primera mujer en participar de un Gran Premio desde Amati. Claramente, el proyecto es a largo plazo, pero el mismo Toto ha comentado públicamente las expectativas que hay depositadas en Luna Fluxá, española nacida en Mallorca que es la nueva sensación del automovilismo.

Fluxá comenzó a competir a los siete años y desde 2019 es parte del Programa de Jóvenes Pilotos de Mercedes, por lo que Wolff la tiene bajo control, como ha expresado a la prensa: “No me atrevo a decir que tengamos a la mejor mujer, pero sí que pensamos que ella es capaz de lograr ser la próxima en estar la grilla”. Curiosamente, Wolff no mencionó como posible miembro del paddock a ninguna de las que compite en la W Series, especialmente a Jamie Chadwick, quien domina la competencia hace años.

Luna, que compite en karting, es miembro de una familia de pilotos. Es hermana menor de Lorenzo, que destaca en la Fórmula Regional Europea de Alpine y de Lucas, que también compite en karting, aunque en una categoría distinta a la de su hermana.

En la misma entrevista, Wolff ha expresado su decepción por la oportunidad que se le negó a su esposa mientras era piloto de desarrollo en Williams: "Lamento mucho que a Susie no le hayan dado la oportunidad. Siempre dije que Frank (Williams, fundador del equipo y director de la escudería en esa época) nunca se atrevió a tomar esa decisión, porque Susie estaba a pocas décimas de Felipe Massa, por ejemplo".