La temporada 2022 de la Fórmula 1 tiene en vilo a todos los fanáticos por el duelo entre Red Bull y Ferrari. A ellos se les puede sumar Mercedes, si las mejoras que prometieron para esta altura del campeonato dan sus frutos. Así, habrá un duelo entre tres equipos que será muy atractivo. Pero, quizás sean los únicos en competir.

Según palabras de Christian Horner, jefe de equipo de Red Bull, el límite presupuestario impuesto por la FIA es "inadmisible" para muchas escuderías y, dada la extensión del calendario, prevé que a la mayoría no le den las cuentas para participar en todas las carreras.

"Creo que necesitamos que la FIA aborde el tema de la inflación. Creo que, básicamente, unos siete de los equipos deberán perderse las últimas cuatro carreras para cumplir con el límite este año, por el consenso que ha habido en el paddock", aseguró el británico, responsable de la escudería austríaca.

El límite de 140 millones de euros al año (cinco menos que en 2021), más 1,2 millones adicionales para la vigesimosegunda carrera, no coincide con el gasto estimado ante el aumento del transporte, no solo de carrera a carrera, sino de paquetes de actualización o el mismo desarrollo del monoplaza.

"No se trata sólo de los equipos grandes, sino de los equipos de la mitad de la parrilla que están luchando con la tasa de inflación que estamos viendo y que podría incluso empeorar en la segunda mitad del año. Y la Fórmula 1 no está exenta de ello. Lo vemos en el transporte, que se ha cuadruplicado. Y eso no es algo que podamos controlar", explicó Horner.

En la misma sintonía que Horner se ubican Toto Wolff y Mattia Binotto, jefes de Mercedes y Ferrari respectivamente. El directo del equipo de Maranello confesó: "No hay forma de que nos mantengamos por debajo del presupuesto. En algún momento lo superaremos".

Mientras que la escudería alemana aseguraba, a través de su Director de Ingeniera, Andrew Shovlin que "Toto está preocupado por las finanzas. Teníamos un plan que nos mantenía en el presupuesto y trabajando debajo del límite, como todos. Pero los costos, como los de transporte, se multiplicaron. Los efectos de la inflación han hecho que todo sea inconmensurable".

De todas formas, llama la atención de los equipos por fuera de ese "Big 3" están en desacuerdo en aumentar los límites presupuestarios. Según el jefe de Alpine, Otmar Szafnauer, sería injusto modificar todo sobre la marcha: "Alfa Romeo, Haas, Williams y nosotros votamos en contra de esa reforma. Establecimos nuestros presupuestos de manera temprana. Anticipamos un poco de inflación, no nos apareció de golpe. Si nosotros podemos hacerlo, otros también pueden. No creo que la solución sea simplemente alzar el límite".