La pretemporada de la Fórmula 1 de cara a su calendario de 2022 no tuvo nada de paz. Entre la investigación de lo ocurrido en Abu Dhabi durante la última definición, sumado a las polémicas entorno a los nuevos monoplazas que correrán esta temporada o los conflictos entre Haas y los rusos, no hubo un momento de tranquilidad. Y no parece haberlo en el corto lapso con la confirmación de la baja de un nuevo piloto.

Sebastian Vettel no podrá correr en el Gran Premio de Bahréin, que abrirá la temporada 2022 de la máxima categoría del automovilismo, ya que dio positivo de coronavirus, según anunció su escudería Aston Martin. El cuatro veces campeón del mundo con Red Bull se realizó los testeos protocolares y al dar positivo tuvo que aislarse, lo que hará que se pierda el fin de semana de competencia.

UPDATE: Sebastian Vettel has tested positive for COVID-19 and will therefore not be taking part in the 2022 #BahrainGP.

De todas formas, el equipo no perdió el tiempo y confirmó a Nico Hulkenberg como reemplazante de su compatriota. Hulkenberg no tiene contrato desde su salida de la Fórmula 1 en 2019 cuando abandonó Renault, pero corrió en Racing Point (la antecesora de Aston Martin) en 2020 como piloto de reemplazo en dos ocasiones, para sustituir a Checo Pérez primero, y luego a Lance Stroll. El conocimiento del equipo, hizo que lo vuelvan a llamar.

Hulkengerg estuvo en la lista de candidatos para quedarse con el asiento que dejó libre Nikita Mazepin tras su salida de Haas. Finalmente, el elegido para reemplazarlo fue un viejo conocido de la escudería, el danés Kevin Magnussen. Ahora, el alemán, que tiene el no feliz récord de ser el piloto con más Grandes Premios disputados sin conseguir ningún podio, podrá tener la oportunidad de correr, al menos hasta que Vettel se recupere.