Red Bull volvió a complicar la tarea de Mercedes y Max Verstappen se llevó el triunfo en el Gran Premio de Francia. Valtteri Bottas terminó cuarto y no pudo aguantar la posición ante el poderío del neerlandés y de Checo Pérez, algo que le valió una dura crítica de Nico Rosberg.

"Valtteri ha hecho una basura de trabajo a la hora de defenderse, Max lo ha tenido realmente fácil a la hora de adelantarle en pista. No es que no quiera ayudar a Lewis, simplemente ha fallado", expresó Nico Rosberg a Racing News 365 tras la carrera de Valtteri Bottas en el Gran Premio de Francia.

El finlandés, también, se mostró furioso tras ser superado por el RB16B del holandés (y posteriormente por Checo). En el transcurso de la carrera, se escuchó al piloto recriminarle a su equipo: "¿Por qué mierda no me escuchan cuando les digo que van a hacer dos paradas?".

"Lewis debería haberle cerrado la puerta. Él parece el mejor piloto en el cuerpo a cuerpo y me sorprende que al menos no lo haya intentado. Debería haber frenado tarde y mantener el interior, creo que ha sido un poco blando", manifestó Rosberg.

Y agregó: "Esta victoria es un subidón de moral (para Red Bull) y poco a poco se están convirtiendo en la fuerza dominante y eso le va a poner bajo presión a Mercedes. Estamos viendo errores de Mercedes, por lo que tienen que tener cuidado, necesitan hacerlo todo bien para tener una oportunidad".

La respuesta del británico no tardó en llegar: "En primer lugar, había virutas de goma en el interior, así que no quería hacer que mis neumáticos empeoraran más de lo que estaban ya. Tenía el DRS abierto, así que si no me pasaba ahí, me hubiera pasado en la recta siguiente". Y siguió: "Creo que todos vieron lo que le pasó a Valtteri Bottas, acabó yéndose recto, así que no tenía sentido arruinar mis neumáticos. Con dos paradas probablemente habría alcanzado, pero no nos lo habíamos planteado, así que vamos a analizarlo y a intentar descubrir porqué".

Este nuevo triunfo de Red Bull dejó a Max Verstappen más afianzado como líder del campeonato. A su vez, también llevó a los austríacos a estirar la distancia en el certamen de constructores.