El Gran Premio de Silverstone sigue dejando mucha tela para cortar. No importa que la acción se haya trasladado a Hungría donde, este domingo, en el Hungaroring la Fórmula 1 volverá a la acción después de tres semanas.

Justo antes de los entrenamientos, la organización de la Fórmula 1 emitió un comunicado en el que desestima la apelación de Red Bull sobre el incidente que involucró a Max Verstappen y Lewis Hamilton durante la primera vuelta de la carrera pasada. El choque entre ambos significó el abandono del holandés, líder de la carrera, y luego el triunfo de Hamilton para que el británico ganara en su casa y se acercara en la tabla de posiciones.

La nueva evidencia presentada por video conferencia, con tres energéticos frente a tres de Mercedes, ni siquiera ha sido tenida en cuenta por el panel de comisarios del Gran Premio de Hungría. Básicamente por ser evidencias creadas para el caso. De esta forma no se modificará ninguna sanción que hayan hecho los comisarios el día de la carrera (le dieron diez segundos de castigo a Hamilton) ni tampoco volverán a revisar ninguna evidencia más, cerrando, así, el caso.

Mercedes dio la bienvenida a esta "no" sanción y además aprovechó para lanzar un dardo contra los directivos senior de Red Bill por tratar de "empañar la integridad y derportividad de Lewis Hamilton con esos documentos que no han logrado hacer revisar el caso"

En Hungría, los entrenamientos libres ya comenzaron con Verstappen logrando el mejor tiempo con 1:17.555, seguido por los Mercedes de Valtteri Bottas y Lewis Hamilton en segundo y tercer lugar a 0.061 y 0.167 segundos de distancia. La acción continúa hoy con la segunda tanda de libres, y seguirá el sábado con la clasificación para la carrera del domingo.