Se habla mucho de la actualidad de la Fórmula 1, cómo ha ido surgiendo el campeonato con mucha buena ley y muchas cosas que se ven en pro del positivismo del equipo de las bebidas energéticas. Los de Red Bull están dejándose llevar por el momento y el mal manejo que tiene Ferrari en su gestión de las carreras que, hasta hace 2 premios atrás perdieron la punta del campeonato de pilotos con Max Verstappen pasando a Charles Leclerc y acto seguido, para más dolor del monegasco, Sergio Pérez se llevó el resultado con una victoria bastante merecida para él.

Particularmente en el equipo podemos decir que están primero y tercero en el campeonato de pilotos y la distancia entre ambos en realidad no es mucha, tan solo 15 puntos son los que separan a Checho del piloto recién campeón y quien pretende revalidar su título este año provocando la monarquía del equipo del toro, aunque es verdad que puede resultar muy temprano para hablar de estos hechos dejando ver que Ferrari no se quiere dar por vencido.

Además, recordemos que no hace muchos días, el piloto nacido en Guadalajara, apoyado por su jefe, Christian Horner, develó quizás un poco antes del tiempo esperado que él estará en el equipo hasta el final de la temporada 2024 y que ellos se sienten completamente conformes con el desempeño del mexicano en lo que ha hecho en el año, además de lo visto el año pasado.

La historia habla.

Uno de los que se ha determinado a hablar del caso es parte de la familia Schumacher y aunque no tan laureado como su hermano, el tío de Mick Schumacher, Ralf Schumacher determinó que todo lo que está haciendo Sergio "Checo" Pérez en el equipo, es completamente lógico y que generará un enfoque de adaptación para que haya un mejor trabajo en pro del experimentado piloto de 32 años de edad, proveniente del extinto Racing Point, Aston Martin actualmente.

"Max debería tomar esto como una oportunidad para aprender algunas cosas de su compañero de equipo". Max tiene un estilo de conducción muy agresivo. En el pasado, se llevaba muy bien con los coches más pesados.

Asumió primeramente Ralf Schumacher quien se ha tomado el atrevimiento de hacer un análisis exhaustivo de la actualidad del equipo de Red Bull, tomando como caso dominante a absoluto el concepto novedoso que ha presentado la Fórmula 1 para este año 2022 con un coche completamente diferente en donde los pro, están más volcados hacia el lado del charro que del neerlandés, donde es claro que Schumacher admitió que Max deberá ser más permisivo en pista con su compañero.

"El nuevo concepto de los vehículos, por otro lado, se adapta más a Sergio. Como un piloto que es muy bueno protegiendo los neumáticos, puede sacar más provecho del coche". Por tanto, Max debería intentar adaptar el estilo de conducción de Sergio en determinados tramos del recorrido y conducir un poco más despacio en una u otra curva”.