La temporada actual de Fórmula 1 está su momento cumbre a falta de dos carreras para que termine el campeonato. Y las emociones son grandes porque después de varios años, Mercedes no llega con el título en el bolsillo a los últimos circuitos. Pero de todas formas, en Red Bull, el equipo que lidera con su estrella Max Verstappen, no abunda el optimismo.

"Podría decirse que la próxima pista debería favorecer a Mercedes. Lo mismo en Abu Dabi, con las modificaciones que se hicieron allí", declaró Christian Horner, jefe del equipo austríaco que tiene en el piloto neerlandés al líder del Campeonato de Pilotos con ocho puntos de ventaja sobre Lewis Hamilton.

"Hemos reducido la ventaja del Campeonato de Constructores a cinco puntos, por lo que ambos están completamente en juego. Eso es fantástico, porque no estamos en el clímax de este campeonato", expresó con respecto al campeonato de equipos que no ganan desde el año 2013.

Mercedes ha sido el amplio dominador de la categoría, obteniendo todos los títulos, tanto los de pilotos como de constructores desde el año 2014, temporada en la que comenzó la era híbrida, justamente para frenar el impulso de Red Bull. Desde allí, Lewis Hamilton ganó seis campeonatos mundiales, mientras Nico Rosberg ganó en 2016. En todos esos años, la escudería alemana obtuvo siempre el título de equipos.

Verstappen parte con ocho puntos de ventaja sobre Hamilton a falta de dos carreras y se puede proclamar campeón matemáticamente en Arabia Saudí si suma 18 puntos más que Lewis. Aunque, teniendo en cuenta la dinámica ascendente del siete veces campeón del mundo en el tramo final de la temporada, la situación del campeonato se podría revertir antes de llegar a la cita final en Abu Dhabi.