El Gran Premio de Catalunya se celebró una vez más en la temporada de Fórmula 1 con un detallito bastante icónico y es que, teniendo a dos escuderías de poder al mando como lo son Ferrari y Red Bull, seguro se iba a mantener de manera trepidante para lo que estábamos esperando. Ahora bien, también creíamos que podía pasar algo interesante teniendo a dos españoles en parrilla como Carlos Sainz de Ferrari y Fernando Alonso que es parte del equipo Alpine con Esteban Ocon.

Estamos hablando de que una puja interesante se estaba sumando a todo por el todo teniendo ni más ni menos que a Max Verstappen y a Charles Leclerc a tan solo unos poco puntos de diferencia en donde si uno anotaba un buen resultado, se podía poner encima del otro, mientras que, si los dos sumaban, no iba a pasar absolutamente nada extraño. Pero nadie contaría con lo sucedido realmente.

Lo primero a destacar del GP de España sin duda alguna fueron los abandonos y un campanazo fuera de foco para Ferrari, pues en lo que respecta a la potencia, en el monoplaza de Charles Leclerc quedó a deber y este tuvo que abandonar, dejándole pista libre a Max Verstappen quien iría mil veces más a por todas teniendo el mundial a tope de poder con fuerza. Asimismo, el corredor de Alfa Romeo, Guanyu Zhou también abandonaría la carrera por la misma razón, dejando a Valtteri Bottas con la misión de sumar puntos en carrera.

Detallito impresionante es que la "crema y nata" de Mercedes, se ha quedado en nada apuntándose un 5to lugar en la carrera en cuestión, ahora bien, estamos hablando de que, quien ha "salvado los muebles" para el equipo de las Flechas Plateadas era el piloto de Gran Bretaña, George Russell, quien completaba el podio con un tercer lugar para él más que merecido oficialmente.

Zona nula.

Una de las zonas que se vio muy poco dentro de la carrera para poder hacer disfrute de los adelantamientos de por sí era la del DRS que muy poco apareció. Pues estuvieron las distancias dentro de los tres segundos y más en alargado. Dejando absolutamente claro que no había posibilidad de que esto sucediera. Recordemos que, para entrar en esta zona debes estar a 1.5 segundos de tu siguiente perseguidor o mucho menos para poder hacer cualquier adelantamiento legal.

Jugando sucio.

Uno de los detalles que también estaban jugando a pleno en el desespero de Mercedes AMG Petronas, corrió por cuenta del piloto 44, Lewis Hamilton. El piloto "joyero" tuvo una bandera blanca y negra que fue sacada por unos límites de pista que sobrepasó (es como una amarilla en el fútbol), ahora bien, tenía que manejar con mucha más cautela si no quería una sanción más clara impuesta por parte de la FIA.

Ni un tercio.

Teniendo en consideración que estamos hablando de una carrera a 66 vueltas oficiales, es de valor agregar que la potencia de Ferrari para su piloto número uno se quedó completamente fuera de fila. Esto hizo que Charles Leclerc, en el momento en el que los de Red Bull venían haciendo más aprieto, se quedó completamente sin energía, caso extremo: DNF.

Guanyu Zhou abandonó apenas unas vueltas después alegando lo mismo que el piloto de Ferrari para el equipo de Alfa Romeo. Caso: DNF.

Por demás, también es de destacar que a inicio de carrera, el incidente que estuvo por ser investigado por la FIA sin éxito, tuvo como protagonistas a Max Verstappen y George Russell. El neerlandés estaba peleando posición con el 63 y estuvieron con un toma y dame donde el líder de Red Bull salió de pista para poder adelantarlo, sin embargo, no fue investigado y todo tomó su curso de manera normal.

Rescatando valor

Por otro lado, quien dejó la vara en alto para el equipo de Red Bull ha sido Sergio Pérez, piloto que ha tomado posición en el team de las bebidas energéticas y que cruzó la línea de meta en la última vuelta defendiendo a capa y espada a Max Verstappen como bien lo tiene contemplado es su papel.

El podio final fue para: Max Verstappen, Sergio Pérez y George Russell.

Con esta victoria, el Campeonato de pilotos consigue nuevo líder y hace que Max se quede en el liderato con 6 puntos de ventaja.