Una de las novelas del rubro automotor llega a su fin. Desde hace meses se rumorea con el ingreso de Porsche y Audi a la Fórmula 1 y tal parece que, al menos el del primero, su llegada está confirmada. Si bien falta un anuncio oficial, se puede confirmar que la marca de carros alemana compró el 50% de la escudería Red Bull comprometiéndose a motorizarla a partir del año que viene.

Antes de hacerse oficial, ambas partes deben presentar las solicitudes de compra a las autoridades anticártel para garantizar que no hay nada inapropiado en la unión de ambas marcas. Uno de los países donde hay que presentarlo es en Marruecos, cuya legislación obliga a publicar los documentos una vez aprobados.

Si bien la idea de ambas marcas propiedad del Grupo VW era entrar a la categoría a partir de 2026 con la nueva regulación de motores, todo indica que la unión de Porsche y Red Bull comenzaría a partir del año que viene, tras el alejamiento de Honda y el impulso de la marca Red Bull Powertrains que, de esta forma, tendrá como asesora a Porsche hasta la presentación de los motores propios alemanes a partir de 2026.

Respecto al futuro de AlphaTauri, con toda seguridad también se beneficiará de los motores Porsche, aunque su control seguirá siendo 100% de Red Bull. El "hermano pequeño" de la escudería austríaca seguirá ligada a Red Bull como lo hizo desde su nacimiento.

Porsche disputó como fabricante 8 temporadas de F1 entre 1957 y 1964 en la que logró 1 victoria, 1 pole y 5 podios, para luego regresar con peor fortuna en 1991 asociado al equipo Footwork. Entre medias, la época dorada con McLaren, aunque dicha cooperación fue entre Porsche, McLaren y TAG, una de las más fructíferas en la historia de la Fórmula 1.

Con este motor, nombrado como TAG pero hecho por Posrche, los pilotos de McLaren ganaron un total de 25 Grandes Premios entre 1984 y 1987: Niki Lauda se hizo con la victoria en el Campeonato Mundial de Pilotos en 1984, con una estrecha ventaja de medio punto sobre su compañero de equipo Alain Prost; después, en 1985 y 1986, Prost consiguió dos de sus cuatro títulos mundiales. No solo eso, también el equipo McLaren-TAG-Porsche logró el título del Campeonato Mundial de Constructores en 1984 y 1985.