La Fórmula 1 tiene, en la presente temporada, uno de los Campeonatos de pilotos más polémicos y calientes de los últimos años. La lucha por el título entre Lewis Hamilton y Max Verstappen llegó a causar choques dentro de la pista en más de una ocasión y, por si fuera poco, también fuera de ella.

En la previa del Gran Premio de Rusia, donde hoy se realizarán los primeros entrenamientos libres, los pilotos declararon ante la prensa y se dispararon con munición gruesa, demostrando que ninguno va a ceder terreno en su misión de obtener la mayor ventaja posible,

El primero en hablar fue el de Mercedes, que se refirió a cómo debe estar de ánimo el neerlandés: "Él no lo admitirá, y no voy a hacer una suposición, pero recuerdo cómo fue cuando tuve mi primera lucha por el título y definitivamente la presión va aumentando. Fue difícil, fue intenso, pasé por muchas emociones diferentes, y no siempre lo manejé de la mejor manera y eso es de esperar".

Inmediatamente, el de Red Bull recogió el guante y respondió: "Es tan horrible luchar por un título, realmente lo odio”, bromeó Verstappen. “Creo que si alguien me conoce, creo que estoy muy relajado con todas esas cosas. Creo que esos comentarios simplemente te muestran que él realmente no me conoce, lo cual está bien. Tampoco necesito conocerlo".

La lucha por el campeonato está que arde, ya que Verstappen tiene apenas cinco puntos de ventaja sobre Hamilton y el neerlandés deberá cumplir una sanción de tres puestos en la parrilla debido al choque que tuvieron ambos en el Gran Premio de Italia.