Max Verstappen detuvo a Lewis Hamilton para reclamar una victoria crucial en el Gran Premio de Estados Unidos en la batalla por el título de F1 de este año.

La estrategia jugó un papel crucial, que en un momento pareció inclinarse hacia el siete veces campeón y Mercedes después de su segunda parada en boxes, ya que procedió a arrastrar al piloto de Red Bull con neumáticos considerablemente más frescos.

Pero Verstappen logró ganarse la vida de su propia goma para tomar la bandera a cuadros por solo 1.333 segundos y extender su ventaja de campeonato a 12 puntos, ya que Hamilton al menos logró la vuelta más rápida.

Una vez que desaparecieron los cinco semáforos en rojo, fue Hamilton quien hizo la mejor salida, una faceta de su carrera que ha sido un talón de Aquiles en ocasiones esta temporada.

Verstappen se movió a través de Hamilton mientras subían la colina, y en un momento apareció otra colisión en las cartas.

Pero fue Hamilton con el impulso y la línea ideal en la curva cerrada a la izquierda, lo que obligó a Verstappen a abrirse, quien estuvo amenazado por un momento por Sergio Pérez .

El británico lo dio todo con un comienzo relámpago y vueltas rápidas consistentes, pero el poder del Red Bull y su joven maestro de 24 años fue demasiado para él.

Hamilton terminó un segundo muy cerca, cazando hasta el final, el margen reduciéndose a casi nada, con el corazón en la boca, pero ahora está a 12 puntos de su rival holandés con cinco carreras restantes en este duelo cautivador que se niega a morir.

Pero Hamilton, justo cuando se las arregló contra Nico Rosberg en 2015, disparó por dentro y salió adelante, ayudado por su aceleración más rápida en los primeros metros de la carretera.

Sin embargo, aquel undercut le rindió frutos al de Red Bull que, si bien su equipo no estuvo fino para ejectuar con velocidad cada una de las paradas, tomó la punta en la vuelta 37 y supo defenderla hasta el cierre, pese a que Hamilton tuvo una gran actuación y fue una amenaza constante.

El neerlandés cerró así un fin de semana perfecto que arrancó con su obtención de la pole position el sábado. Además, con el tercer puesto de Sergio "Checo" Pérez, la escudería volvió a subir a dos pilotos al podio por segunda vez consecutiva luego de conseguirlo en Turquía.

Incluso, esta victoria podría resultar un quiebre en el campeonato ya que Mercedes llegaba como el favorito para quedarse con el triunfo en el GP de Estados Unidos, donde se ha impuesto históricamente. No obstante, Verstappen dio la sorpresa y alcanzó su octava victoria en el Campeonato. La actividad se retomará el 7 de noviembre con el GP de México.