Si bien Carlos Sainz, piloto de la F1, no tuvo el mejor desempeño en el último fin de semana en Azerbaiyán, el español en la curva 8 salió a pista y logró sumar para escalar a la octava posición, algo que le trajo elogios de varias personas.

"La gente ha notado su velocidad de adaptación. Un resultado como el de Mónaco era solo cuestión de tiempo después de lo que había demostrado en las cuatro carreras anteriores", expresó el expiloto de Formula Uno, Pedro de la Rosa a 'Gazzetta dello Sport'.

Y agregó: "Tiene una gran solidez, no se abruma con la presión y nunca deja de aprender, le encanta conocer en profundidad lo que está conduciendo. La relación con el padre importa mucho porque están en competencia. Su padre es extremadamente crítico y lo empuja a mejorar, mientras que otros padres no ven los defectos en sus hijos. Esta es la razón por la que Carlos está haciendo grandes avances".

Luego de la carrera y la dificultad que tuvo en la curva 8, Sainz se expresó y se mostró confiado para las carreras posteriores: "No todos los días son fiesta. Hay que aceptarlo y mejorar. El proceso de adaptación aún no está completado".

“De Carlos solo conoceremos cuál es su verdadero nivel cuando se enfrente a uno de los grandes”. Con tal reparo respondía Toto Wolff cuando se le planteó el potencial último de Carlos Sainz. El piloto madrileño debutó el 27 de enero con la escudería Ferrari, participando en su primer test vestido de rojo en el circuito de Fiorano.

Carlos Sainz se ha convertido en el quinto piloto español en rodar con un Ferrari de Fórmula 1, por detrás de Alfonso de Portago, Marc Gené, Fernando Alonso y Pedro de la Rosa. En 2021 enfrentará su mayor reto, el mismo al que Vettel, con sus cuatro títulos y 53 victorias, ha acabado por sucumbir.