La temporada 2021 de Fórmula 1 hizo que la categoría volviera a tener un espectáculo digno de las épocas doradas, con duelos personales, carreras emocionantes y altos índices de audiencia que hicieron que hasta los sábados de clasificación tuvieran a los fanáticos llenando los circuitos o pegados a una pantalla.

Por eso, RÉCORD hará un repaso de lo mejor del año, en un Campeonato de Pilotos que lo tuvo a Max Verstappen peleando mano a mano con Lewis Hamilton y logrando su primer título en la última vuelta de la última carrera en una acción que se debatirá por años.

- Primera gran polémica: choque en Silverstone entre Lewis y Max

El campeonato tuvo un quiebre llegando al ecuador del año. La guerra entre Red Bull y Mercedes, entre Verstappen y Hamilton se declaró en Gran Bretaña, cuando en la curva Copse, Lewis tocó de atrás a Max y lo en su intento por quedarse con el liderato de la carrera, y lo envió a los muros a más de 300 kilómetros por hora. Obviamente el neerlandés abandonó y Hamilton (que apenas sufrió una penalización de diez segundos) ganó la carrera acercándose 25 puntos en un momento clave de la temporada. Sería el inicio de un duelo a todo o nada.

- El fiasco de Spa

No paró de llover en todo el fin de semana en Bélgica. Los fans que se acercaron a ver una carrera que prometía mucho por la hazaña de George Russell de clasificar segundo con un Williams de lo más lento de la parrilla, se quedaron con las ganas por la falta de sentido común de la FIA. Más de tres horas demoraron en tomar la decisión de cancelar la carrera, en la que los pilotos dieron un par de vueltas con safety car, y de esa forma alcanzó para entregar la mitad de los puntos según el orden de la clasificación. Así, Verstappen ganaba y Russell obtenía un histórico como particular podio.

- Verstappen se "venga" en Monza

La revancha de Silverstone se dio unas carreras después. Esta vez fue Verstappen quién quiso adelantar a Hamilton y terminó pisando el piano de la pista y con su auto encima del Mercedes. Si no fuera por el halo, Lewis podría haber sufrido lesiones graves. Abandono de ambos y sanción en parrilla para Verstappen, lo que reavivó la polémica por la diferencia de criterio respecto a Silverstone. La tensión aumentaba cada vez más.

 

- Espectáculo bajo la lluvia en Sochi y victoria 100 de Hamilton

Un caos de esos que solo disfrutan los espectadores fue el Gran Premio de Rusia. La lluvia que se iba y volvía y obligaba a los equipos a cambiar de estrategia constantemente terminó entregando un final épico en el que Lando Norris tuvo la posibilidad de su primer victoria pero sus neumáticos de seco se lo impidieron. Fue de Hamilton, que así logró su triunfo número 100 en su carrera y segundo terminó Verstappen, que terminó sonriente porque había largado último por cambio de motor. El espectáculo estaba comenzando.

- La épica remontada de Hamilton con un nuevo motor

Pocos coches podrían haber hecho lo que realizó Lewis Hamilton en Brasil. Contra las cuerdas, con un Verstappen que tras sus triunfos en Estados Unidos y México iba derecho hacia el título, Hamilton demostró por qué es de los mejores pilotos de su generación, más allá del poderío de su coche. No solo sufrió una penalización por cambio de motor, sino que también fue sancionado por irregularidades en su DRS. En total, tuvo que remontar 25 puestos entre el sprint y la carrera, que terminó ganando con una amplia diferencia. No todo estaba dicho.

- Un final digno de Hollywood

Si algo le faltaba a una temporada que entregó de todo, era tener un final de película. Hamilton y Verstappen llegaban empatados a la última cita, en Abu Dhabi. Y para colmo, el de Mercedes parecía quedarse con otro título más extendiendo el dominio de la escudería alemana, a pesar del esfuerzo heroico de Sergio Pérez para demorar a Hamilton. Pero la polémica no iba a estar exenta. Banderas amarillas, virtual safety car, choque de Latifi, safety car, y paradas en boxes inminentes. Verstappen paró, puso blandas. Lewis no y mantuvo las duras. Estaban primero y segundo pero con rezagados en medio. La FIA no se decidía a dejarlos pasar o no, finalmente lo hizo y todo se definió mano a mano en la última vuelta. Verstappen pasó a Hamilton en la curva 5 y enfiló derecho al triunfo y a su primer título en medio de las protestas de Toto Wolff y todo Mercedes.

- El regreso de Fernando Alonso

A los 39 años (cumpliendo 40 durante la temporada) Fernando Alonso volvió a subirse este año a un monoplaza de Fórmula 1, tras sus ausencias en 2019 y 2020. El español regresó a la categoría con el mismo equipo con el que había ganado sus títulos mundiales en 2005 y 2006, ahora llamado Alpine, en vez de Renault. Junto con Esteban Ocon (que logró un triunfo en Hungría), pudo hacer una dupla que peleó con fiereza en la parte media de la parrilla y hasta pudo volver a un podio luego de siete años, al subirse al tercer escalón en Catar (no lo hacía desde China 2014 con Ferrari).

- McLaren vuelve a competir

La marcha de Carlos Sainz Jr. a Ferrari dejó a McLaren con dudas acerca del rendimiento para 2021. Pero todo eso se disipó con la consistencia que demostraron Lando Norris y Daniel Ricciardo. Sobre todo el británico, que fue el único piloto de la grilla en sumar en las primeras 10 fechas, con terceros puestos en Imola, Mónaco y Spielberg (Austria). Volvió a puntear en las últimas diez citas (su mejor resultado, el segundo lugar en Monza, carrera que ganó Ricciardo, haciendo un 1-2 para McLaren) y terminó sexto con 160 puntos. A su velocidad de siempre le sumó mayor consistencia y regularidad y se convirtió en una figura habitual en los primeros puestos de la parrilla. Puro crecimiento.

- Ferrari otra vez en el podio

Luego de un 2020 para el olvido, Ferrari se aseguró los servicios del español Carlos Sainz Jr. para reemplazar a un histórico como Sebastian Vettel. Junto a Charles LeClerc hicieron una dupla competitiva que logró varios podios en el año y finalizó tercera en el campeonato de constructores, detrás de los dos gigantes Mercedes y Red Bull. Así, el 2022 aparece con ilusión en el horizonte, para lograr un título de pilotos que no logran desde 2007 y de constructores desde 2008.

- El debut del "heredero" Mick Schumacher

La llegada de Mick Schumacher a la categoría reina encendió la ilusión de muchos fanáticos, que, casi inevitablemente, comenzaron a recordar las grandes hazañas de su papá Michael, siete veces campeón mundial. Pero en Haas y en Ferrari (el alemán es miembro de la Academia de Pilotos de la Scuderia) habían advertido que el objetivo de esta primera temporada del hijo del Kaiser no pasaba por los resultados, sino por el crecimiento. Y con un auto complicado, por lejos el peor de todos, cumplió. Superó casi siempre a su compañero de equipo, Nikita Mazepin, y ofreció buenas maniobras que lo hacen generar expectativa para su futuro.

Bonus Track:

- El retiro de Kimi Raikkonen

El Gran Premio de Abu Dhabi fue el último de la carrera de Kimi Räikkönen, un histórico de la categoría reina. El finlandés, último campeón con Ferrari, con el que conquistó en 2007 su único título, se despidió a los 42 años con un sabor agridulce. Tuvo que abandonar en el circuito de Yas Marina en la 25ª vuelta por un problema en los frenos de su Alfa Romeo y quedó 16° en el campeonato. Kimi debutó en la Fórmula 1 en 2001 con Sauber, corrió luego en McLaren (2002 a 2006, fue subcampeón en 2003 y 2005), Ferrari (en dos etapas, 2007-09 y 2014-18) y Lotus (al que llegó en 2012 tras dos años alejado de la categoría) y desembarcó en Alfa Romeo en 2019. Siempre desinhibido y sin problemas para decir lo que pensaba, dejó una marca especial en la F1. Y se retiró con una corona, 352 carreras (récord histórico), 21 triunfos, 103 podios, 18 poles y 46 récords de vuelta.