El jefe técnico de Mercedes, James Allison, se siente a gusto con las recomendaciones de Lewis Hamilton con respecto a las mejoras de la escudería.

El piloto británico está a 18 puntos de Max Verstappen y empiezan las dudas sobre el futuro de la temporada. Como consecuencia, el automovilista está más involucrado sobre los autos y los problemas técnicos que pueden darse a lo largo de las carreras.

"Hamilton quiere pilotar un coche que le permita demostrar su habilidad. Es absolutamente brillante para nosotros en estas circunstancias porque está tan concentrado en ganar y en los campeonatos que su respuesta a una situación como ésta es simplemente doblar su contribución", contó Allison en F1 Nation', el podcast de Fórmula 1.

Y agregó: "Estuvo en nuestra fábrica haciendo bastantes vueltas en el simulador la semana pasada y está comprometido como cualquiera para asegurarse de que encontramos la ventaja que necesitamos para poder presionar a Red Bull y ves que está dando lo mejor de sí mismo".

El 7 veces campeón del mundo se involucra en las decisiones del equipo, pero sin la necesidad de señalar los errores. "Me está haciendo saber las cosas que cree que son importantes y me pregunta si hay alguna manera en la que pueda ayudar a progresar en ciertas cosas. También quiere saber si hay aspectos relacionados con el coche de los que no estaba al tanto y la escala de tiempo en la que puede estarlo. Es un intercambio amistoso y cómodo que es útil para mí y espero que para él también", explicó el jefe técnico.

Recordemos que en el Gran Premio de Bakú, Hamilton "cortó" el interruptor de la 'magia del freno' lo que causó una falla en el sistema y que finalmente produjo que se saliera de la pista al no poder frenar, un error que finalmente acabó con la racha de 54 puntos del siete veces campeón.