Red Bull ha sido, desde su aparición en la Fórmula 1, uno de los equipos más polémicos y cambiantes de la competición. A sus directores no les ha temblado el pulso a la hora de pactar acuerdos y hacer movimientos que para otras escuderías serían arriesgados.

Y en 2022 no habrá excepciones. Red Bull ya no contará con motores Honda, debido a que la marca japonesa se retira de la competición. Pero los nuevos motores de los monoplazas... serán idénticos a los de Honda. Esto será posible a un convenio entre ambas partes que será revolucionario para el Campeonato.

La relación entre Red Bull y Honda data de 2019 cuando la escudería finalizó la relación con Renault tras rendimientos muy bajos para las expectativas de la escudería. Así llegó la marca japonesa que tenido varios idas y vueltas con la categoría, ya sea como motorista o con un equipo propio. Pero el rendimiento del monoplaza de Red Bull llegó a igualar al de Mercedes, el máximo ganador de los últimos tiempo, por lo que no quieren dejar ir a Honda así no más.

El convenio entre las marcas declara que, si bien Red Bull iniciará un ambicioso proyecto para fabricar sus propios motores, llamado Red Bull Powertrains, contará con la asistencia y la autorización de la propiedad intelectual de Honda a partir del año que viene, en medio de la transición de la escudería para motorizarse a sí mismo.

El nuevo diseño de los Red Bull será en homenaje a las raíces japonesas de Honda

El acuerdo también incluye un traspaso de ingenieros de Honda al equipo austríaco, como también colaboración para captar jóvenes talentos y tener constante asistencia en pista en cada uno de los circuitos. También habrá colaboración en otras categorías como también acuerdos de marketing entra ambas partes.

Christian Horner, jefe de la escudería, afirma: "El proyecto de RB Powertrains estará firmemente apoyado por Honda, técnica y operacionalmente, en 2022. Y eso ayudará a que la transición de Red Bull como fabricante de chasis y de unidades de potencia se suavice".

De esta forma, para el Gran Premio de Turquía de este fin de semana, Red Bull ha decidido homenajear a la marca japonesa y redecoró sus autos pintándolos de blanco con vivos rojos con claras referencias a la bandera nipona. Originalmente, este fin de semana, correspondía correr el GP de Japón, por lo que el homenaje sería más adecuado. Pero la cancelación de esa carrera por las restricciones sanitarias, hizo que se corriera en Turquía, aunque la marca decidió mantener el homenaje.