Si bien la invasión rusa a territorio ucraniano tiene en vilo a todo el mundo por la crisis diplomática entre ambos países y el temor a un conflicto mayor, el deporte no está ajeno a la situación varios organismos se han pronunciado al respecto.

A la decisión de la UEFA de quitarle la sede de la Final de la Champions League a San Petersburgo, se suma la FIA que, junto a las autoridades de la Fórmula 1, han decidido no disputar este año el Gran Premio de Rusia que se iba a desarrollar en el Circuito de Sochi.

"La Fórmula Uno visita todos los países alrededor del mundo con la visión positiva de unir a la gente y de juntar naciones. Estamos viendo cómo se desarrolla la situación en Ucrania con tristeza e impactados. Esperamos un cambio y una resolución pacífica", dijo la FIA en un comunicado

"Este jueves por la tarde, la FIA, junto a los equipos, hablamos sobre la posición que tiene nuestro deporte y la conclusión es que es imposible llevar a cambio el Gran Premio de Rusia en las circunstancias actuales", añade el organismo en una publicación en todas sus redes sociales.

Los rumores de la cancelación del Gran Premio iniciaron en el día de ayer cuando Sebastian Vettel fue el primero en anunciar que no iba a correr en dicho país si la categoría decidía visitar Rusia durante la temporada. Al piloto alemán se le sumaron Fernando Alonso y Lando Norris, que al ser consultados por la prensa, declararon que esperaban "que la FIA tome las medidas correctas".

De esta forma, el calendario 2022, que iba a ser récord en cantidad de fechas con 23, se verá reducido y se rumorea que el Gran Premio de Turquía puede reemplazarlo en el cronograma oficial. Esto quedará sujeto a las intenciones de la F1 de querer mantener la cantidad de carreras pactadas inicialmente.