El accidente de Max Verstappen fue uno de los temas del fin de semana en la Fórmula 1. El neerlandés estaba a cinco vueltas de la victoria y un problema en su neumático generó un choque lo obligó a abandonar la carrera.

Max Verstappen se encaminaba hacia un nuevo triunfo en la Fórmula 1, pero golpeó fuertemente a 300 km/h en la recta principal del circuito callejero en Bakú por una rotura del neumático trasero izquierdo, un problema similiar al que sufrió Lance Stroll a bordo de su Aston Martin, en vueltas anteriores al accidente del neerlandés.

Mario Isola, jefe de Pirelli, informó oficialmente el motivo del accidente de Verstappen: "Creo que puedo excluir que las fallas se debieron al desgaste de los neumáticos, porque esa no es la cuestión…. El neumático trasero izquierdo no es el más gastado en Bakú, porque obviamente es el trasero derecho”, aseguró al sitio oficial de la Fórmula 1.

 

"No quiero dar ninguna conclusión preliminar. Pero parece que es un corte por escombros, porque como dije, no es el neumático más gastado… Tuvimos otros autos con el mismo número de vueltas con el mismo compuesto de neumáticos sin ningún problema. Entonces, la investigación preliminar es que probablemente se deba a un factor externo, o escombros, los cordones (de las veredas) o lo que sea”, agregó Isola.

“Otro elemento fue que no había señales ni advertencias según los equipos. Tenemos que recibir la telemetría de ellos, pero lo que nos dijeron fue que no hubo advertencia, ni vibración, ni nada que pareciera que habría algo mal en los neumáticos”, completó el jefe de Pirelli.

Isola aseguró que Lewis Hamilton también tenía un corte en el hombro interior en el neumático trasero izquierdo, pero no se cortó la construcción, lo que permitió que quedara en una sola pieza. Pirelli hará una investigación completa en sus laboratorios en Milan por presión de las escuderías.