La Fórmula 1 vivirá uno de sus fines de semana más esperados en mucho tiempo cuando los monoplazas recorran la ciudad de Miami en el próximo Gran Premio de la temporada 2022. Los altos niveles de expectativa que lleva la previa de la carrera en Florida hacen que los fanáticos no se quieran perder ni un detalle de la carrera.

Sin embargo, en las horas previas al rugir de los motores, uno de los principales temas de debate entre los fanáticos es un sector del trazado, que es motivo de burlas y atención: una laguna con "agua falsa" pintada entre las curvas 8 y 9, donde aparecen emplazados una docena de yates.

The energy. The noise. The excitement! 🌴

El sector, conocido como Puerto Deportivo causó sorpresa desde la presentación digital del circuito al aparecer en esa zona un lago artificial con arena y yates anclados. Lo que parecía una licencia artística del diseñador gráfico terminó siendo real con las primeras imágenes del sector y la aparición de los barcos en dicha curva. Pero finalmente la decepción reinó al ver que el agua anunciada no sería más que una plataforma pintada simulando el efecto acuático.

De todas formas, luego de la "polémica" por el truco, dicho sector terminará siendo clave para los pilotos y nada tiene que ver los yates o la presencia o no del lago. Según los conductores que probaron el circuito en los simuladores, las curvas del Puerto Deportivo son muy complicadas de tomar.

La curva 7 se trata de una curva cerrada a la izquierda que desemboca en la curva 8,  también muy cerrada a la izquierda, y luego en una larga recta que cuenta con una zona de DRS. Muchos analistas prevén que dicha sucesión de curvas será clave en el desarrollo de la carrera.

El agua del lago artificial finalmente será una plataforma pintada

"Creo que es divertida, es una pista realmente única y especial. Hay un par de curvas complicadas que nunca he visto, por ejemplo la curva 7 es completamente ciega, así que marcará la diferencia", dijo el piloto de Alpha Tauri, el japonés Yuki Tsunoda.

Su compañero de equipo, el francés Pierre Gasly, quien ya había visitado el circuito en construcción en febrero durante la pretemporada, declaró: "En las curvas 4, 5, 6 y 7 hay mucha velocidad. La curva 7 es una curva de izquierdas interminable, así que no puedes ver la salida, y luego es extremadamente larga".

En eso coincidió Kevin Magnussen, quien retornó a la categoría este año para volver a competir para Haas. El danés explicó que "hay una recta muy larga después de esa curva y es una frenada extraña en ella, así que vas a tratar de encontrar la línea correcta allí, que no creo que sea directa. Parece una pista interesante".