Los dos pilotos más veteranos de la parrilla han contado durante más de 300 fines de semana de sus vidas. Con más de dos décadas de carrera y con muchas facilidades por su extensa trayectoria, el español Fernando Alonso y el finlandés Kimi Raikkonen son los dos últimos bastiones de la vieja escuela.

Alonso y Räikkönen debutaron juntos en el GP de Australia de 2001 (Alonso en Minardi y Kimi en Sauber) y 20 años después, los dos ya han superado la cifra de 300 carreras. Durante este periodo, los dos han tenido facilidades, grandes alojamientos y vuelos tranquilos por ser pilotos de Fórmula 1, pero los domingos a la noche su vida era como la de cualquier otro ciudadano de a pie.

"Kimi y yo compartimos muchas ideas y pensamientos sobre la Fórmula 1. Vivimos dentro de una burbuja, no tenemos una vida normal. Tenemos facilidades, viajamos en buenos aviones, nos alojamos en hoteles de cinco estrellas, pero los domingos por la noche somos personas normales. Nos solemos reír de lo falso que se convierte a veces este mundo", ha comentado Alonso.

Alonso está contento de haber podido compartir tantos años en Fórmula 1 con Räikkönen y en estos 20 años, ambos han superado las 20 victorias y han sido campeones del mundo. Su paso ha sido exitoso y ellos también han pasado tiempo juntos fuera de la pista en varias ocasiones.

"Cuando haces tu debut, no tienes una idea clara de lo que te va a deparar el futuro. Obviamente, Kimi y yo hemos tenido un gran paso por la Fórmula 1, los dos hemos sido campeones del mundo, algo de lo que no estábamos muy seguros en 2001. Estoy muy feliz de haber compartido tantos años con él", ha indicado.

"Nos hemos encontrado algunas veces en aeropuertos, fuera del paddock, en restaurantes y también en fiestas. Es uno de los pilotos que más ganas tienes de ver, especialmente después de las carreras. Es alguien con quien puedes hablar de diferentes temas, va directo a lo más importante", añade.

Por último, Fernando tiene claro que Kimi es un gran atractivo para la Fórmula 1 y es un piloto a quién echarán de menos tanto dentro como fuera de la pista por su gran honestidad. Además, sostiene que en el mundo de las carreras tiene un carácter frío, de no hablar mucho, pero lejos del paddock es una persona totalmente diferente.

"Es un gran personaje para la Fórmula 1 y lo vamos a echar de menos el año que viene. Es un piloto muy honesto, no quiere jugar a ningún juego, él es tal y como lo ves. Tiene una máscara de ser una persona fría, que no habla mucho, pero detrás de ella es otra persona, no es el ‘iceman’, es alguien más caliente. Cuando estás con él fuera del circuito o de las carreras es cuando conoces al Kimi real", ha explicado Alonso para concluir.