A lo largo de la historia de la Fórmula 1 han habido casos de lo que realmente se puede dudar del profesionalismo de algunos pilotos, dirigentes entre otros. Actualmente, en la 'era de la cancelación' existe un miedo terrible a ser retratado o simplemente implementar una reglar que no le guste a la comunidad.

En este caso, la máxima categoría, en aras de buscar un equilibrio en vestimenta, seguridad entre otros prohibió el uso de joyería en los monoplazas. Por lo que Lewis Hamilton reaccionó de la peor forma en señal de protesta yendo a la rueda de prensa con varios relojes, anillos, cadenas y perforaciones.

Lewis Hamilton utilizó en señal de protesta todo un 'arsenal' de joyería.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Además de esto la FIA envió un memo al resto de los equipos de cómo se pueden vestir los pilotos debajo de la braga o mono que se utilizan en la carrera con el pretexto de buscar seguridad entre todos.

"El uso de joyas durante la competición puede dificultar tanto las intervenciones médicas como el diagnóstico y tratamiento posterior", escribió en un documento la FIA tratando de colocar un orden en este tipo de situación en la que no penaba de la lógica.

Sin embargo, Hamilton, siete veces campeón del mundo  se molestó y amenazó a los organizadores de la carrera en no competir si este fuera sancionado o regañado por un mandamás.

"Siento que es casi como un paso atrás. Si piensas en los pasos que estamos dando como deporte y los problemas y causas más importantes en los que debemos centrarnos y realmente presionar... Creo que hemos hecho grandes avances como deporte. He estado en el deporte durante 16 años, he estado usando joyas durante 16 años. En el coche solo tengo puestos los pendientes y el aro en la nariz, que ni siquiera puedo quitarme... Así que parece innecesario que entremos en esta disputa", contestó enardecido Lewis Hamilton de acuerdo al Diario Marca.

Hamilton amenazó en caso de que hubiese problemas de una forma muy satírica: "Si me detienen, que así sea. Tenemos un piloto reserva, así que estamos listos y preparados para el fin de semana. ¡De todos modos, hay mucho que hacer en Miami! Será bueno de cualquier manera", sostuvo un texto del diario anteriormente mencionado.

¡No es la primera vez!

En 2015, en la final masculina de Wimbledon Lewis Hamilton no pudo entrar al estadio principal debido a que no vestía tal como lo indica el protocolo del certamen. Por lo que el inglés se mostró fúrico en las redes sociales.

Hamilton en 2015 cuando fue vetado.