Max Verstappen, compañero de Checo Pérez en el equipo Red Bull Racing de Fórmula 1, celebró una efeméride personal: su primera victoria en la categoría. Verstappen, con aquella victoria, se convirtió en el más joven en la historia de la F1 en ganar un Gran Premio.

Su compañero de aquel entonces, Daniel Ricciardo, quedó cuarto, detrás de ambos Ferrari (Kimi Raikkonen2do ySebastian Vettel 3ro). Su ahora co-equipero, Checo Pérez, llegó séptimo con el Force India a 79.5 segundos del ganador. ¿Y los Mercedes?

Lewis Hamilton y Nico Rosberg se anuularon al chocar en la primera vuelta del Gran Premio, uno de esos momentos que marcaron distancia entre los pilotos. Al final de esa temporada, Rosberg venció a Hamilton en la carrera por el título mundial de pilotos –el único que ha perdido Lewis desde que inició la era híbrida turbo cargada de la F1, (2014).

Max Verstappen en aquel 2016, cumplió 18 años y con ese triunfo se convirtió en el piloto más joven en la historia de la Fórmula 1 en ganar un Gran Premio –fue su primera temporada con el equipo Red Bull, su segunda en la máxima categoría del automovilismo.

Verstappen, Red Bull y Checo Pérez se preparan para el Gran Premio de Mónaco, la carrera más glamorosa en el calendario.

Justo fue en aquel 2016 que Checo consiguió la tercera posición en el Principado. En segunda posición quedo Ricciardo en el Red Bull y ganó Hamilton. Verstappen no terminó aquella carrera.

El mejor resultado de Max en Montecarlo fue una cuarta posición en 2019. Sin embargo, Red Bull, desde 2014 que inició el dominio de Mercedes, ganó con Ricciardo en 2018 y ha logrado otros podios desde entonces. Verstappen ha ganado 11 veces en la F1. Está segundo en el campeonato a 14 puntos de Lewis Hamilton, mientras Red Bull está a 29 de Mercedes, también a la estela del líder.

Checo Pérez está sexto y en la organización de Milton Keynes esperan que el tapatío deje más puntos en las próximas carreras, para cerrar esa brecha contra la escudería alemana. Mónaco se antoja como un circuito en el que Red Bull tenga serias pretensiones ganadoras.