Rusia inició el jueves un importante movimiento militar sobre Ucrania tras meses de crecientes tensiones, una situación que provocó diversas reacciones de la comunidad internacional y que no dejó de lado el ámbito deportivo.

Por ejemplo, los jefes de la Fórmula 1 se reunieron ayer por la noche en Barcelona para discutir los planes para el Gran Premio de Rusia en septiembre, con el tetracampeón del mundo Sebastian Vettel diciendo hoy que no correrá allí.

La escuadra Haas, de propiedad estadounidense, cuenta con el patrocinio de la empresa rusa Uralkali, y tiene al piloto ruso Nikita Mazepin en uno de sus carros. Suele utilizar una decoración roja, blanca y azul que se asemeja a la bandera rusa, sobre todo en sus alerones y en varios sectores del monoplaza.

Sin embargo, el equipo emitió un comunicado el jueves diciendo que completaría el último día de pruebas en Barcelona sin la marca Uralkali, corriendo con una decoración totalmente blanca, solo con el nombre del equipo y los logos del resto de los patrocinadores.

Así quedó pintado el Haas durante la pretemporada, luego de quitar los patrocinadores rusos

"Haas F1 Team presentará su VF-22 con una decoración blanca, sin la marca Uralkali, para el tercer y último día de pruebas en el Circuit de Barcelona-Catalunya el viernes 25 de febrero", dijo el equipo en el documento que se emitió en sus redes sociales oficiales.

Así, en la sesión de hoy, que corresponde al tercer día de los entrenamientos oficiales de los equipos, Haas mandó a pista a sus pilotos con el renovado monoplaza que mostró un diseño totalmente sobrio sin las decoraciones habituales del año pasado, año en el que Uralkali entró al equipo.

Mazepin, por su parte, estuvo presente en los test y no hubo comentarios al respecto. Su padre, miembro de la cúpula de Uralkali, es quien patrocina su carrera y pagó el dinero suficiente para que Nikita pueda entrar en la categoría en Haas.

Además, el equipo, que salió último en la temporada pasada sin sumar ningún punto, también eliminó de todas sus redes cualquier referencia a la empresa rusa, como así también quitó toda la gráfica presente en los motor home. El único lugar donde se mantiene el nombre de Uralkali, es en la ropa de los mecánicos y los pilotos, debido a que no es posible mandar a hacer nuevos tan rápido.

De esta forma, queda en duda el futuro de la escudería, ya que el patrocinador en cuestión es el más fuerte del equipo y quién pone la mayor cantidad de dinero. Resta saber si el dinero del convenio ya fue abonado o quedan montos por pagar, ya que de eso depende el futuro del equipo, que ya de por si es de los de menos presupuesto de la parrilla.

Por su parte, el Gran Premio de Rusia está previsto que se celebre en Sochi el 25 de septiembre. Se prevé que mañana la UEFA anuncie que despoja a San Petersburgo de la final de la Liga de Campeones, mientras que hay dudas sobre los partidos de clasificación para el Mundial que están programados para celebrarse en Rusia en un futuro próximo.