El bicampeón mundial de Fórmula 1, el español Fernando Alonso, se ve mejor que nunca a sus cuarenta años y se atreve a afirmar que su yo actual ganaría con facilidad a su yo veinteañero, el que salió campeón en la máxima categoría del automovilismo.

Alonso está disfrutando de un buen andar en la escudería Alpine, en la que si bien arrancó como segundo piloto de Esteban Ocon, los buenos rendimientos en la temporada lo hicieron ubicarse por encima de su compañero de equipo, durante toda la temporada hasta Hungría, en la que la primera victoria del francés, lo puso arriba a Ocon por un punto por encima del español.

"Esto no es el Tour de Francia, o los Juegos Olímpicos, ni tampoco es el fútbol, en el que con 23 estás en la cima de tu rendimiento. Si corriera ahora contra mi yo de 23 años, le vencería con una mano. No es lo mismo. No es lo joven que eres, es lo rápido que eres, así no funciona el cronómetro en los deportes de motor", declaró al sitio oficial de la categoría remarcando la importancia de la experiencia en la competición.

Y esta situación, en la que el piloto se ve en su mejor momento mental a la hora de manejar el monoplaza, se da en un contexto clave, ya que el año que viene será un quiebre en la categoría. La Fórmula 1 tendrá cambios en la reglamentación y en el diseño de los coches, por lo que la habilidad del piloto será mucho más importante que las implementaciones técnicas de los autos.

Ante esto, el ex piloto de Renault, McLaren y Ferrari expresó: "Estamos trabajando en el proyecto del año que viene, pero es muy pronto para decir nada y nadie sabe cuáles son los números porque no tienes nada con lo que comparar. Todos somos realistas y aún tenemos que esperar al mes de febrero porque veremos muchas sorpresas cuando los coches se descubran para todos".