La velocidad en recta del nuevo motor del campeón del mundo, Lewis Hamilton, en el Gran Premio de Brasil resultó fundamental a la hora de permitirle remontar desde la parte trasera de la parrilla en la carrera sprint de Interlagos hasta la victoria en el evento principal del domingo.

Su rival, Red Bull Racing, admite que todavía está buscando respuestas sobre cómo Mercedes pudo ser tan rápido en esos sectores, investigando las formas en las que el fabricante de automóviles alemán podría flexionar su alerón trasero para reducir la resistencia.

Que un nuevo motor ofrece más potencia que las versiones anteriores está claro, se ha evidenciado en Mercedes esta temporada. Pero también es clara la caída de rendimiento a lo largo de la vida útil de sus unidades de potencia, que ha sido notable.

Aunque Mercedes confía en que los problemas de fiabilidad han sido solucionados en las últimas semanas, también espera que la ventaja de potencia que tiene el motor nuevo de Hamilton desaparezca próximamente.

"Significa que, aunque vayamos a correr con este motor hasta el final de la temporada, ciertamente perderemos rendimiento".

La decisión de Mercedes de instalar una nueva unidad de potencia en el coche de Hamilton en Brasil ha dejado al equipo mucho más confiado de que ahora sí que podrán llegar al final de la presente temporada sin necesidad de más cambios.

Los próximos circuitos que daran cierre a la temporada, poseen rectas largas que, en principio, favorecen a Mercedes, pero habra que ver cuanta ventaja podrá sacar el coche ahora que su motor ya está no es tan nuevo