Pasó una ronda más del campeonato de Fórmula 1 y ya queda cada vez menos para llegar al final que tiene a todos los fanáticos de la categoría en vilo, debido a que por primera vez en muchos años, Mercedes no llega con un abismo de ventaja sobre el resto de las escuderías.

Y justamente por tener la corona comprometida por Red Bull, las declaraciones se vuelven más picantes entre los miembros de la escudería alemana. Y luego del Gran Premio de México, en el que Mercedes desaprovechó largar con sus dos autos en primera fila, los ánimos no fueron los mejores.

Lewis Hamilton, campeón defensor y Toto Wolff, jefe del equipo alemán, sostienen que Bottas, que largaba primero, dejó la puerta abierta para que se colara el neerlandés. Y Max, que inició justo detrás de Valtteri, lo aprovechó para ponerse primero y a partir de ahí dominar con comodidad. Encima el finlandés trompeó enseguida tras ser tocado por Daniel Ricciardo. Su jornada quedó totalmente arruinada en la primera vuelta.

"Lógicamente, me había imaginado una escena diferente. Esperaba que Valtteri saliese mejor para engancharme a su rebufo desde el primer momento. No obstante, he estado a la par y he cubierto mi parte de la pista, para asegurarme de que nadie me adelantase por el interior. He visto a un Red Bull por los retrovisores y lo quería mantener detrás y pensaba que Valtteri iba a hacer lo mismo, pero le ha dejado a Max la puerta abierta", expresó Hamilton en rueda de prensa, visiblemente molesto por el resultado.

"Teníamos a los dos coches delante y le hemos abierto la puerta a Max para que nos adelantara por fuera, eso no debería haber sucedido. Tras el trompo de Valtteri, hemos perdido muchos puntos, podríamos haber sido terceros o cuartos con él. Es molesto, por decirlo de alguna manera", fueron las palabras de Wolff.

De todas formas, en Mercedes coinciden que los Red Bull tuvieron un desempeño mucho mejor en carrera que lo que demostraron en clasificación, en la que los Mercedes pudieron dar el batacazo quedándose con los dos primeros lugares de la parrilla de salida, para sorpresa de la escudería austríaca.

"Hay que felicitar a Red Bull, estaban a otro nivel aquí. No creo que hubiésemos podido ganar la carrera, aunque hubiéramos mantenido la primera posición en la salida. Minimizamos daños con Lewis en el Mundial, pero en Constructores, el trompo de Valtteri fue muy doloroso", finalizó Wolff.