Con una carrera vibrante, que quedó en manos del piloto de Ferrari Charles Leclerc, la Fórmula 1 puso primera con el nuevo calendario 2022. Completaron el podio Carlos Sainz, compañero de equipo y el piloto de Mercedes, Lewis Hamilton. Hasta el momento la segunda cita será el Gran Premio de Arabia Saudita pero, en las últimas horas, surgió una noticia que pone en duda la realización del evento en el circuito de Jeddah.

"Las últimas acciones de los rebeldes hutíes de Yemen han puesto en alerta a la competición, que se podría ver obligada a tomar medidas tras conocer que este viernes se interceptó un objetivo aéreo hostil dirigido a Yeda. Los hutíes, además, han atacado con misiles y drones una de las instalaciones de la petrolera estatal, Aramco, una de las grandes compañías del país que también es uno de los principales patrocinadores de la Fórmula 1 y del equipo Aston Martin", informaron desde el país los reportes locales.

En las últimas horas se destruyeron 106 barcos cargados de explosivos que representaban una amenaza para la libertad de navegación en el sur del mar Rojo. Las Fuerzas de Defensa Aérea de Arabia Saudí han interceptado y destruido nueve drones.

No es la primera vez que un evento deportivo en Arabia Saudí es objetivo de los insurgentes. En el pasado Rally Dakar Francia ya investigó como 'terrorismo' el incidente sufrido el 30 de diciembre por el camión de asistencia del equipo Sodicars en Jeddah.

Uno de sus integrantes, Mayeul Barbet, relató que "no fue accidente sino un atentado con bomba a pesar de la insistencia de las autoridades saudíes que mantienen la tesis del accidente y la explosión del motor. La bomba colocada debajo de los pedales explotó después de haber recorrido 500 metros desde el hotel". El piloto Philippe Boutron sufrió graves lesiones.

La Federación Internacional de Automovilismo todavía no da un veredicto al respecto por lo cual la expectativa crece en el mundo de la Máxima. En caso de suspenderse no sería la primera vez ya que, por motivos de la guerra entre Rusia y Ucrania, la FIA decidió desistir del Gran Premio Rusia, en el circuito de Sochi. Hasta el momento, no se conoce el trazado que sustituirá al antes mencionado.