Ser campeón del mundo de Fórmula 1 no es una tarea nada fácil, de hecho en más de 70 años de historia sólo hemos conseguido proclamar a 34 pilotos campeones. Lo que hizo más interesante la disputa Max Verstappen y Lewis Hamilton, sobre sí se acrecentaba el legado de Hamilton consiguiendo 8 títulos, convirtiéndose en el máximo ganador histórico (lo que no pudo ser) o si conseguíamos un nuevo campeón, tal cuál aconteció.

Al Max lograr la victoria, saborea las mieles del campeonato por primera vez en su carrera, hay que irnos hasta 2016 para dar con un piloto que se haya estado coronando por vez primera, y ese es Nico Rosberg.

Desde 2010 a 2020 los títulos se han repartido, cuatro y seis, para Sebastian Vettel y Lewis Hamilton, ambos coincidiendo con dominios aplastantes de Red Bull y Mercedes.

Otro dato en común ente Nico y Max, es que han sido los únicos dos ganadores distintos a Lewis del 2014 a la fecha, siendo los únicos capaces de parar las rachas de campeonatos de la hegemonía de Lewis.

Rosberg, el 27 de noviembre de 2016, consiguió su sueño y se convirtió en campeón de Fórmula 1.

Lo hizo para Mercedes y con Hamilton como compañero de equipo y máximo rival.

El piloto alemán llegó en 2006 junto al equipo Williams Racing, pero no consiguió coronarse hasta diez años después, en una de las temporadas más entretenidas e intensas de la era híbrida en la Fórmula 1.

Luego de dos segundos lugares en 2014 y 2015, fue capaz de plantarle cara a su compañero Hamilton y consiguió hacerse con un título por el que prácticamente nadie habría apostado antes de arrancar dicha temporada, ni tan siquiera dentro del mismo equipo Mercedes, donde Lewis era "la apuesta segura".

El 2016 arrancó con un Nico Rosberg intratable con cuatro victorias en cuatro carreras, antes del famoso choque doble de Mercedes entre sus dos pilotos en el GP de España. Luego Hamilton le plantó cara, logrando seis victorias en los siete eventos siguientes.

Para esa temporada Lewis Hamilton en el Gran Premio de Malasia por rotura en su unidad de potencia, tuvo que abandonar. El británico estaba obligado a ganar todas las carreras para proclamarse campeón del mundo, pero pese a que sí consiguió ganar las últimas cuatro citas, inevitablemente su compañero de equipo logró quedar segundo en las cuatro carreras.

Nico Rosberg cruzó la meta en el Gran Premio de Abu Dhabi con un total de 385 puntos, cinco más que Lewis Hamilton con quién estuvo reñido de principio fin, causando locura en el equipo Mercedes.

En 2017, Mercedes era consciente de que debían hacer algo con su alineación de pilotos, pero, Rosberg anunció su retiro, ya que había conseguido su sueño, ser campeón mundial.

Así es como, Rosberg fue el penúltimo piloto en ganar su primer título en unirse a la lista de 34  que han conseguido proclamarse campeones del mundo de F1 en algún momento.

Nico Rosberg no ha vuelto a pilotar un monoplaza de alta competición y se ha dedicado a emprender y comentar carreras en medios de comunicación.