La "Silly Season" (etapa de la temporada donde los equipos y pilotos confirman su futuro para la temporada siguiente) suele ser igual de emocionante que un domingo de carreras. Y la de este 2022 no es la excepción. El retiro de Sebastian Vettel inició una cadena de sucesos que llevaron a que una de las escuderías sea, a priori, la más perdedora de la parrilla. Y justamente no es Aston Martin.

Fernando Alonso sorprendió a todo el paddock al anunciar que sustituirá a Vettel en el equipo de Lawrence Stroll, dejando Alpine, parte de la estructura de Renault, donde el español ha tenido sus épocas doradas pero que en estos dos últimos años fueron más ilusiones que certezas.

El asiento libre que quedaba en el equipo francés parecía que lo ocupaba el joven Oscar Piastri, campeón de F3 y F2 en temporadas consecutivas y que solo por la típica crueldad de la categoría no consiguió asiento en F1 para este año.La presión del piloto hacia Alpine para que le consiguiera un carro para el año que viene estaba haciendo efecto. Pero parece que el asiento que ocupará Piastri no será en el monoplaza azul.

Según fuentes francesas, el contrato de Piastri con Alpine especificaba que la escudería estaba obligada a ofrecerle un asiento con un plazo hasta el 31 de julio. Pasada esa fecha, Piastri podía negociar con cualquier equipo de la parrilla. Alonso anunció su decisión de fichar por Aston Martin el 1 de agosto y, como declaró Ottmar Szafnauer, "no tenían idea de que iba a pasar eso". Por lo que en Alpine confiaban que Alonso seguía y no habían ofrecido un asiento a Piastri ni en Alpine ni en otra escudería.

Y el australiano no se quedó inactivo. Según reportan desde Francia, Piastri tendría arreglado un pre acuerdo con McLaren para ocupar el asiento de su compatriota Daniel Ricciardo, quien finalmente no seguiría en Woking tras los decepcionantes resultados en la presente temporada. Así, Ricciardo se convierte en el principal candidato en arribar a Alpine, regresando así a la estructura de Renault, en la que estuvo en 2019 y 2020 luego de abandonar Red Bull.

La llegada de Piastri a McLaren sería una apuesta interesante, ya que tendría una plantilla joven con un Lando Norris con bastante experiencia y un Piastri que viene de tener grandes resultados en las categorías menores y muchas expectativas de demostrar lo mismo en la máxima. Alpine, por su parte, pierde a sus dos grandes activos en un mismo día y deberá conformarse con un Ricciardo en caída o quizás con Pierre Gasly que puede abandonar AlphaTauri.