Cada cierto tiempo, hay un cambio generacional en la Fórmula 1. Lejos quedaron las etapas en las que los equipos buscaban pilotos experimentados con muchos años de trayectoria en las pistas de la máxima categoría. Hoy, abunda el talento joven y ya no es raro ver que la parrilla esté casi integrada por conductores que apenas pasan los veinte años.

Y más aún, muchos de esos pilotos pertenecen a la misma camada y han coincidido compitiendo entre sí desde sus etapas de pilotos de karting, pasando luego a las categorías preliminares a la Fórmula 1. Y dos de ellos han sido Max Verstappen y Charles Leclerc.

El neerlandés y el monegasco son considerados, desde hace tiempo, como dos de los mejores talentos del presente siglo. Su precocidad a la hora de subirse a un automóvil y sus éxitos a temprana edad los pusieron en la mira de los principales equipos del deporte motor. Así, Verstappen terminó en el Programa de Jóvenes Pilotos de Red Bull y Leclerc en la Academia de Ferrari, escuderías que hoy defienden respectivamente en el Gran Circo.

Pero la lucha que están protagonizando en la Temporada 2022 ya tiene antecedentes. Y a eso hizo referencia Leclerc en una entrevista en la que recordó la etapa en la que se enfrentó a Max en karting y en la que no se llevaban nada bien por el dominio de ambos en la categoría.

“Max va a estar muy cerca. Siempre ha estado muy cerca. En el karting, era él o yo y, por eso, en un momento nos odiábamos porque muchas veces no terminaba de la mejor manera posible”, admitió el monegasco recordando el Campeonato Mundial de la Categoría KZ de 2013.

En aquella edición, Verstappen se coronó campeón por delante de Leclerc luego de una encarnizada lucha por el título el cual se definió en la última carrera. Incluso, han tenido roces en la prensa, en la que, a pesar de ser adolescentes, no perdieron oportunidad para hacer comentarios picantes.

Un ejemplo de eso fue en el post carrera en la segunda ronda de 2012, cuando un toque entre ambos ocasionó el enojo de Max diciendo "fue injusto", mientras que Leclerc se mantuvo tranquilamente diciendo "no pasó nada, fue un incidente de carrera".

Diez años después de ese cruce, ambos son los principales candidatos a quedarse con el título de campeón de la Fórmula 1. Leclerc liderando con el, hasta ahora, imbatible Ferrari, mientras Verstappen lidia con los problemas del Red Bull, pero su estatus de vigente campeón impide que se lo descarte.